No hay seguridad jurídica

4-calixtoLic. Amado Calixto Gammalame.31 combo 7

El anuncio por parte del gobierno cubano sobre el comienzo del proceso para la unificación monetaria, si bien alegró a gran parte de la ciudadanía cubana que lo espera como una necesidad real, por otra parte, ha creado una gran incertidumbre, por lo debilitada que se encuentra la economía cubana y las realidades que se viven día a día. Pondré tres ejemplos para tratar de ilustrar.

  1. En La Cuevita, San Miguel del Padrón, existe un comercio informal de trabajadores por cuenta propia, hoy están advertidos que hasta el mes de diciembre pueden vender las prendas de vestir que de forma lícita adquirieron. Esencialmente son personas que consiguieron una licencia, viajaron a Haití, Ecuador o México, solo por citar algunos países; pagaron el servicio del aeropuerto, el peso del equipaje, su pasaje, y el impuesto del vendedor.

Todos estos trabajadores por cuenta propia llevaban gran cantidad de tiempo realizando esta actividad, es cierto que la licencia entregada es para sastrería o confección de vestuario, pero ¿no es posible entregar otra o modificar la anterior?, no hay dudas que estos pequeños comerciantes resuelven un problema. Este cambio brusco modifica lo legalmente establecido y provoca la inseguridad a que nos referimos.

  1. La cita del psicólogo y profesor Manuel Calviño en su programa Vale la Pena, se refería a la diferencia de salario que hoy tienen los trabajadores por cuenta propia y la gran cantidad que devengaba el dueño, por lo cual él interpeló al dueño de un negocio sobre la posibilidad de poder recuperar sus inversiones de manera más lenta, a lo que el nuevo mercante le respondió: –No tengo la seguridad de que esto mañana cambie.

El profesor aludió hay que guardar los cambios para que no se pierdan como en las computadoras.

  1. La Sentencia 157 de 2013 de la Sala de lo Civil, Administrativo del Tribunal Provincial de La Habana, respalda a ultranza una inconstitucional Resolución de la Ministra de Justicia, que irrespeta a los fundadores de la pretendida Asociación Jurídica Cubana en su petición viable jurídicamente, violándose así el fundamental derecho consagrado en el artículo 54 de la Ley Primera de la República de Cuba y el artículo 20 de la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Sin dudas se necesita dar pasos que den seguridad al ciudadano cubano en su actuar cotidiano.

Anuncios