¿SABIA USTED QUE…?

En su discurso de graduación como letrado, pronunciado en febrero de 1866 ante el Rector y Claustro de la Universidad de la Habana, Ignacio Agramonte expresó:

“Que la sociedad garantice su propiedad y seguridad personal, son también derechos del individuo creados por el mero hecho de vivir en sociedad… Estos derechos… deben respetarse en todos los hombres porque todos son iguales; todos son de la misma especie, en todos colocó Dios la razón iluminando la conciencia y revelando sus eternas verdades: todos marchan a un mismo fin; y a todos debe la sociedad proporcionar igualmente los medios de llegar a él”.

Anuncios