Legislación o Legislaciones

ppios gralesTania Pérez Torres

El capítulo VI de la Constitución, establece en su artículo 41, que todos los ciudadanos gozan de iguales derechos y están sujetos a iguales deberes, pero, ¿existe la igualdad y los derechos en la Cuba de hoy? ¿Dónde se encuentran?, ¿Por qué de eso no se habla? ¿Por qué nuestro país tiene dispersión legislativa?, tantas son las interrogantes, que no alcanza para un libro; pero lo cierto es que provocan deficiencia en materia de derecho, por la duplicidad de normas.

Además, la carencia de una confección sistémica en el conjunto de disposiciones que conforman nuestra legislación provoca deficiencia, la inexistencia de una norma única para las indisciplinas, la falta de equilibrio en el tratamiento de contravenciones similares en leyes distintas, falta de justeza en la solución de los recursos interpuestos, al ser el superior de quien impone la multa quien conoce de la inconformidad, esos son los derechos por los que abogan en un república donde hay inexistencia de mecanismo legales para enmendar las violaciones procesales.

La imposibilidad que las personas naturales tenemos ante estas situaciones conllevan una meditación sobre “El desconocimiento de la Ley no nos exonera de su cumplimiento”. Si el Estado no me capacita, y se dificulta hasta la compra de la Constitución, ¿de qué forma aprendo sobre derecho y deberes? Somos una población que vive con carencia de principios generales del derecho, y anhelamos el tratamiento para ser los cubanos de estos tiempos.

 

¿Uno o dos Delitos?

2-osvaldoOsvaldo Rodríguez Díaz

El ciudadano J.Y.E.Z. resultó sancionado en la causa 262/2010 del Tribunal Provincial de La Habana, Sala de los Delitos Contra la Seguridad del Estado, por un delito de tráfico de drogas, en juicio celebrado el 2 de febrero de 2011.

En la sentencia se le imputa que en fecha anterior y próxima al 30 de enero de 2010, le propició drogas a otro para su traslado desde San Antonio a La Habana para comerciarlas.

El propio J.Y.E.Z. resultó sancionado en la causa 15 del 2011 del Tribunal Provincial Popular de Artemisa, en juicio celebrado el 18 de marzo del 2011 por tráfico de drogas.

En la sentencia se le imputa realizar venta de drogas en La Habana en febrero del 2010. Se le imputa, además, efectuar ventas en julio del mismo año en San Antonio de los Baños.

¿Estaremos en presencia de DOS CAUSAS radicadas por distintos tribunales para conocer de los mismos hechos?

Tráfico supone tratar con diversas personas, en distintos lugares que, según las sentencias expresadas, realizó el sancionado en La Habana y Artemisa en un mismo período de tiempo. A un traficante se le puede perseguir durante años y es solamente un traficante, no varias veces traficante.

La Ley Procesal Penal, en su artículo 13.5 deja definido qué se considera un delito conexo, los diversos delitos que se atribuyan a un acusado al incoarse expediente contra él por cualquiera de ellos, si tuvieran analogía o relación entre sí y no hubieren sido hasta entonces objeto de proceso.

Los juicios fueron celebrados en febrero y marzo del 2011 ¿Cómo no conoció la Instrucción que ambos casos son, en realidad, uno sólo?

¿Se habrá dado el caso, por error, de un juicio ilegal? ¿Cuál de ellos?

Serían de utilidad las opiniones de penalistas al respecto.