El Acoso en los Centros Laborales

6 eeLic. Juan Álvarez del Rio.

La Ley No. 62 del Código Penal Cubano de diciembre de 1987, establece en la Sección Quinta del Título XI, el Ultraje Sexual (artículo No. 303.1.a: el que acose a otro con requerimientos sexuales se sanciona con privación de libertad de tres meses a 1 año, o multa de cien a trescientas cuotas.)

El acoso no lleva la fuerza física, pero si presión psicológica, tratando de lograr un objetivo predeterminado.

En el Código Laboral Cubano, Ley No. 116 del 20 de Diciembre de 2013, en el artículo 147 no aparece ninguna figura, ni como violación de la disciplina, para el acoso, ya que este puede ser realizado por compañeros de trabajo o por Jefes superiores por relación del cargo; en el artículo No. 145 se plantea que los trabajadores deben cumplir con las normas de conducta y el Empleador velar por la integridad física, psicológica y el debido respeto a la dignidad de los mismos.

En el decreto Ley No. 196 del trabajo con los Cuadros, Dirigentes y Funcionarios del Estado y del Gobierno y el decreto Ley No. 197, ambos de fecha 15 de Octubre de 1999, los que fueron modificados por el Decreto Ley No. 251 del Primero de Agosto de 2007 tampoco aparece como violación de la disciplina el acoso laboral.

Este Acoso Laboral pudiera ser por parte de un superior, ya sea hombre o mujer, para obtener beneficio sexual de una persona que desea obtener un puesto de trabajo, un ascenso, mejor remuneración económica o mejores condiciones laborales. Muchas personas no denuncian hechos como estos por desconocimiento de sus derechos y falta de asesoramiento legal.

También pudiera ser que el Jefe o Jefa no permita a una persona que ocupe un cargo o una plaza para dársela a otra persona por relación de amistad u otro interés particular, a la cual entorpecería solicitándole documentos, suspendiéndole entrevistas, chequeos, etc., violando de forma grave los derechos de la persona, afectándola psicológicamente.

En diversos países existen regulaciones en sus códigos laborales y penales en contra de estas actitudes como son, Bélgica, Francia, Suecia, Noruega, Italia, etc.

Es necesario agregar al Código Laboral Cubano un artículo sobre el acoso laboral como infracción de la disciplina.

 

Un anteproyecto que solo se deja tocar (III)

1 Eliocer CutiñoLic. Eliocer Cutiño Rodríguez

He dejado este análisis para el final, repleto de insatisfacciones de un anteproyecto de Código de Trabajo, que solo deja ser tocado o en todo caso perfumado su piel.

Existen muchas cuestiones que propone regular esta nueva ley, sin embargo la esencia de algunas de ellas como lo referido a la idoneidad demostrada, período a prueba, trabajadores disponibles, trabajadores interruptos, maternidad, las relaciones de trabajo de operarios, servicios y administrativos, control de riesgo, protección y seguridad del trabajo, reglamentos disciplinarios, procedimiento para imponer medidas disciplinarias, causales de suspensión del término de medida disciplinaria, separaciones del sector, rehabilitación de los trabajadores, órganos de justicia laboral de base, reclamaciones ante los organismos superiores y el tribunal municipal, convenios colectivos,serán reguladas en un decreto que en nada tiene que ver con este proceso de discusión.

La esencia de lo que realmente le compete al trabajador será dispuesto en una norma que no podrá objetar, sino acatarla a merced de lo que el estado considere instrumentar de forma individual, tanto es así que de lo contrario tuviéramos un anteproyecto lo bastante extenso, tecnicismo que por años ha acompañado al poder legislativo para justificar el hecho de discutir las cuestiones de índole general.

 

Anteproyecto del código de trabajo, ¿expresión voluntaria del pueblo? (I)

anteproyecto1 Eliocer CutiñoEliocer Cutiño Rodríguez

La prensa en Cuba ha remontado en su agenda lo concerniente al nuevo Código de Trabajo que regulará las relaciones de producción entre el estado y los intelectuales, obreros , campesinos, entre otros.

En tal sentido el Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular mediante el acuerdo VII-85, refiere que será sometido a consulta popular entre los trabajadores el citado anteproyecto de ley del Código de Trabajo.

Sin embargo, en el Hago Saber tercero del propio presidente de la ANPP y en nombre de esta, refirió que dicho código sería analizado fundamentalmente entre los trabajadores, sin descartar la existencia en el país de un grupo considerable de ciudadanos desempleados, teniendo en cuenta la inestabilidad laboral del país, y las pocas ofertas laborales que cada vez son menos, y como mismo reconoce el Estado, seguirán disminuyendo.

En aras de demostrar una democracia representativa, se dará cobertura a cuanto ciudadano se interese por emitir opiniones y consideraciones, y que estas puedan ser escuchadas en el momento oportuno. En tanto se aconseja crear los mecanismos de acceso y recepción para los desvinculados, esos que quizás mañana sean sujetos de derecho de esta nueva norma que hoy se propone analizar y de la que eventualmente no forman parte para su aprobación.