Matrimonio igualitario

8-bandera-lgbtJorge Luis

El matrimonio entre personas del mismo sexo reconoce legalmente la unión entre personas del mismo sexo biológico. Junto a la institución del matrimonio, y en muchos casos como alternativa, existen instituciones civiles adicionales, muy diferentes en cada país y comunidad, con denominaciones distintas como “parejas de hecho” o “uniones civiles”. La actitud de la sociedad hacia las parejas del mismo sexo y las uniones formales de parejas del mismo sexo difiere en función de los tiempos y lugares desde la plena aceptación e integración, pasando por una tolerancia neutral, hasta el rechazo, la discriminación, la persecución y el exterminio.

En el mundo occidental el debate de la legalidad del matrimonio entre personas del mismo sexo tiene opiniones divididas. Los opositores a que se reformen los códigos civiles y de familia argumentan que la unión de un hombre y de una mujer es la única definición de matrimonio, además de que es la base para la procreación, que esta definición ha existido por miles de años; por tanto no puede cambiar.

Los sectores a favor plantean que no hay razones suficientes para no darle la protección que ofrece el sistema jurídico a las parejas del mismo sexo. Como respuesta al tema de la procreación exponen la parcialidad de este argumento ya que las leyes que prohíben el matrimonio entre personas del mismo sexo no prohíben el matrimonio entre ancianos o personas estériles. Indican que la reforma sobre el matrimonio para incluir los derechos de los homosexuales es una cuestión de igualdad ante la ley.

La ciencia ha demostrado que la homosexualidad no es ni un trastorno ni una enfermedad, sino una variante de la orientación sexual. La inmensa mayoría de la comunidad LGBT viven vidas felices, sanas, bien adaptadas y productivas. Muchos mantienen relaciones permanentes con su pareja. En términos psicológicos esenciales, estas relaciones son el equivalente de las relaciones heterosexuales.

Nuestro país es signatario de los Principios de Yogyakarta que extienden explícitamente la Declaración Universal de los Derechos Humanos a las personas homosexuales, bisexuales, transexuales y transgénero. Podría tener un impacto positivo para nuestro país modificar la institución matrimonio por la seguridad que ofrece en términos sucesorios, así como beneficios de jubilación y propiedad conjunta de bienes.

 

Anuncios

La ideología y el engaño

1 EdilioLic. Edilio Hernández Herrera

La aparición de dirigentes, el debate en mesa redonda y las informaciones de prensa y tv oficial sobre la realidad cubana y del mundo, versionando cualquier noticia de forma engañosa, manipuladora y tergiversada, hacen cuestionar cada día más la credibilidad del gobierno.

Si le sumamos que se oculta gran cantidad de información sobre nuestra cotidianidad, sea social, económica, política o judicial, nos acerca a una sensación de inseguridad, ingobernabilidad y caos, sobre todo porque no se ve el coto de dicha política, ni los recursos jurídicos ciudadanos para revertir esta situación.

He transitado de dudas, asombro, ira, frustración, hasta pena y ahora tristeza, por lo que se ha convertido mi país, el pueblo, sus gobernantes.

Que un gobierno tenga que mentir, violar la constitución y sus propias leyes para mantener al pueblo, confundido, doblegado y hasta amenazado, es aberrante y vergonzoso.

Ejemplos sobran, desde la manipulada Declaración Universal de los Derechos Humanos, usada en Cuba para acusar y reprimir al que piensa diferente, los delitos de desacato, atentado y peligrosidad predelictiva usados a conveniencia. Sentencias falsas desligadas de la Constitución y leyes complementarias para denegar la aprobación de nuestra Asociación, hasta los numerosos casos llegados a nuestra sede y otros conocidos por demás colegas y dolientes confirman y avalan lo expresado.

Sin ser pesimista, veo complicado enmendar este daño, teniendo en cuenta que la mentira y la justificación son la prostitución del carácter y la ideología de la dominante en los círculos de poder.

Según el Código Penal cubano, los delitos más repetidos por estos funcionarios son:
Falsificación de Documentos Públicos, artículo 250.
Privación de Libertad, artículo 279.
Amenazas, artículo 284.
Coacción, artículo 286.
Violación de Domicilio, artículo 287.
Registro Ilegal, artículo 288.
Delito contra la libre emisión del pensamiento, artículo 291.
Delitos contra los derechos de reunión, manifestación, asociación, queja y petición, artículo 292.
Delito contra el derecho de propiedad, artículo 293.
Difamación, artículo 318.
Chantaje, artículo 332.
Abuso de Autoridad, artículo 133.
Prevaricación, artículo 136 y 137.

Además nuestro Código Civil registra en los artículos 82-88 y del 95-97, todo lo relacionado por actos ilícitos que causan daño y perjuicio a otro.

Acceso a la asistencia letrada.

asistenciaDAYALic. Dayami Pestano Lazo
Todo ciudadano está facultado para recurrir a la asistencia de un abogado de su elección para que proteja y demuestre sus derechos y lo defienda en todas las fases del proceso penal. Principio que continua en nuestro país sin cumplirse. Primero desde el primer momento que el ciudadano es detenido no tiene derecho a un abogado. Esto solamente comienza a cumplirse luego de 7 días. Lo que quiere decir que en este tiempo se encuentra el detenido en total indefensión.
Esto es sin contar que no cualquier abogado, puede defender al acusado, solamente los abogados que son de bufetes colectivos. Son los únicos licenciados en derecho que cuentan con el privilegio de poder representar y defender los intereses de las personas. Y el resto de los abogados ¿que hacemos?. Porque no contamos con los mismos derechos.
En el código civil a partir del artículo 56 hasta el 66 se manifiesta que todo acto jurídico puede realizarse por medio de un representante, y en ninguno de sus acápites regula que tiene que ser un abogado de bufete colectivo.
Indefensión total con la que contamos los abogados de hoy en esta sociedad que tenemos que invertir nuestro tiempo en otro tipo de actividades, por no pertenecer a esa organización no gubernamental, y tener acceso por los tribunales a la defensa de las personas que tanto penal como civilmente necesitan representación.

Un trabajo pendiente sobre el Derecho de Propiedad

 

Merida de la C. Pastor - Copy

Lic. Mérida de la C. Pastor Masson

 

No sólo se trata de un bien inmueble como muchos piensan, es un bien en toda la extensión de la palabra, es la cosa; y su propietario podrá, según lo establece el inciso 3 del artículo 129 de este cuerpo legal, solicitar el reconocimiento de sus derechos por los órganos competentes y su inscripción en el registro que corresponda.

 

Vemos también que en el artículo 130 de este Código Civil se hace alusión a la propiedad de los frutos y de todo lo que se produzca o sea parte integrante de un bien y que también es del propietario de ese bien y que en su inciso 2 se explica que los elementos que no se pueden separar de ese bien sin que éste se destruya, deteriore o altere tienen también carácter de parte integrante de dicho bien.

 

Un artículo que lleva a confusión en la actualidad es el artículo 131 que se refiere a las facultades que tiene el propietario de un terreno y así me expreso pues en éste artículo se habla de “hacer obras, plantaciones y excavaciones….” Pero no olvidando las limitaciones establecidas y eso está en concordancia con lo que se quiera hacer; y lo que se quiera hacer siempre depende de una “afectación” que se le hará a alguna persona ya sea natural o jurídica y a su elección de leer dicho artículo, analizarlo e interpretarlo lo invito estimado lector, así como del 132 al 135 pueden leerse y entenderán mi síntesis y parquedad al respecto.

 

Sobre el Derecho de Propiedad (IV)

2 A6Merida de la C. Pastor - CopyLic. Mérida de la C. Pastor Masson

En lo que a Derecho Civil se refiere, resulta en nuestra sociedad un tema interesante y cotidiano cuyo desconocimiento nos lleva a actuar imprudentemente en muchas ocasiones.

Todos hemos dicho alguna vez: “esto es mío”, “esta casa es mía”, “este auto es mío” y estas palabras abarcan en realidad los bienes que están destinados a satisfacer las necesidades materiales y espirituales del titular del bien, es decir su propietario.

Dentro de los bienes de propiedad personal está el salario, la vivienda que se adquiere por cualquier título legal al igual que los solares yermos y los medios de trabajo tanto personal como familiar (artículo 157, Sección Quinta).

Estos bienes (los del trabajo), queda bien definido que no pueden ser utilizados para obtener ingresos con la explotación del trabajo ajeno.

Claro que el Estado reconoce también la propiedad de las sociedades, asociaciones y las fundaciones, así como las empresas mixtas, conjuntas y también las de otras personas jurídicas con características especiales, los que por demás se rigen por lo que establecen la ley y los tratados así como por los estatutos y reglamentos de las personas jurídicas respectivas y con carácter supletorio por el Código Civil.

Como dije anteriormente, es éste un tema interesante y es por ello que abundaré en el tema de la propiedad y continuaré con el Capítulo 3 de éste cuerpo legal que trata la Copropiedad. Así continuaremos hasta agotar los comentarios concernientes a la propiedad en el Código Civil actualizado.

Sobre el Derecho de Propiedad (III)

3 MERMerida de la C. Pastor - CopyLic. Mérida de la C. Pastor Masson

En la Sección Primera del Capítulo II, Formas de Propiedad, que comienza en el artículo 136, donde se expresa… la propiedad socialista de todo el pueblo, dice que son propiedad estatal además de los centrales azucareros, las fábricas, bancos, instalaciones que han sido nacionalizadas, etc., las tierras que no pertenecen a los agricultores pequeños o a las cooperativas, los bosques, las aguas, las minas y demás y terminan generalizando en el artículo 137 y yo lo reflejara en mayúscula o en negritas, que son igualmente de propiedad estatal todos los bienes que existen en el territorio de la República que no son propiedad de alguna otra persona natural o jurídica.

Si echamos una mirada al modificado artículo 138, en él se expresa que los bienes del patrimonio estatal no pueden trasmitirse en propiedad a personas naturales o jurídicas salvo los casos excepcionales en que la trasmisión total o parcial de algún objetivo económico se destine al desarrollo del país; me pregunto: ¿se incluyen locales?, aunque a partir del artículo 139 y hasta el 141 se es más explícito e incluso más flexible pues se acomoda a ciertos mecanismos cuando se expresa en el 140 que el Estado puede conceder derecho de usufructo o superficie sobre tierras de propiedad estatal y que también puede conceder en usufructo o arrendamiento medios de producción, terrenos, edificaciones, instalaciones industriales, turísticas o de cualquier tipo.

De ahí la flexibilidad de la ley.

Sobre el Derecho de Propiedad (I)

prop intelectualMerida de la C. Pastor - CopyLic. Mérida de la C. Pastor Masson
Mencionemos ante el todo el Título I, Disposición preliminar en su artículo 127 del Código Civil de la República de Cuba, en el que se expresa que: El derecho derivado de la relación jurídica sobre bienes recae directamente sobre un bien determinado y confiere a su titular la facultad de ejercitarlo de acuerdo con lo establecido en la ley.
Se suceden otros artículos en nuestro Código que, a partir del Título I y hasta el III, nos informan sobre el Derecho de Propiedad, tan importante como vapuleado por los desconocedores de la Ley.  Abordaremos algunos que pueden ser de debate ya que comúnmente vemos, oímos y tergiversamos lo que la ley expresa.
En el artículo 129 se expresa que la propiedad confiere a su titular la posesión, uso, disfrute y disposición de los bienes conforme a su destino socioeconómico.
Podemos citar como ejemplo una vivienda en la que su propietario tiene la acción contra el tenedor y el poseedor de la misma, o lo que es lo mismo, su legítimo dueño la reclamará si fuere necesario, pero el desconocimiento trae como consecuencia que cuando esto ocurre se inicien largos y tediosos procesos legales que pueden evitarse si a la población se le dan a conocer o se discuten y difunden sus derechos y sus obligaciones.
En las Concordancias que aparecen en el Código Civil de la República de Cuba, anotado y concordado por el Profesor Leonardo B. Pérez Gallardo, podemos ampliar el conocimiento acerca de propiedad y posesión, las que de ordinario van unidas.  Cuando no es así, mediante la reivindicación se permite que el propietario del bien recobre la posesión que indebidamente perdió.
En dichas concordancias que generalmente son sentencias dictadas por la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo Popular se expresan muy claramente casos cuyas sentencias son de extrema utilidad, basándonos en lo expresado en párrafos anteriores, que por el desconocimiento de la ley se llega hasta estos hechos.

¿SABIA USTED QUE…?

justice.gif

Denominase CÓDIGO al cuerpo de leyes de un Estado. Así, se dice Código Civil, Penal, de Comercio, etc., por la naturaleza de que se tratan o de la rama del Derecho a que se refieren. Puede definirse que “Código es la ley única que regula el derecho positivo en alguna de sus ramas, reducido a sistema, plan y método”.

También acostumbrase a llamar CÓDIGO a la colección de las constituciones de los emperadores romanos, hecha por orden de Justiniano, por ser la más célebre colección de leyes, rescriptos imperiales, ordenanzas, etc.

Se llama CÓDIGO FUNDAMENTAL a la constitución de un Estado; Código Civil a la colección de las leyes que establecen y fijan los derechos de que gozan los hombres entre sí mismos y la forma y efecto de sus convenciones civiles; Código de Comercio, la colección de las leyes relativas a los negocios mercantiles, etc.

¿SABIA USTED QUE…?

No es en Egipto, sino en Babilonia, donde en el año 2064 antes de Cristo, el rey Urnammu había fundado la III dinastía de Ur y crea un nuevo reino caracterizado por una férrea estructura centralista. Urnammu se destacó, además, como constructor, esforzándose por mejorar el sistema de riego mediante la construcción de nuevos canales. También implantó el llamado “Código de Urnammu”, el primer código civil de la Historia.

En un catastro fechado en esa época, se fija, por primera vez, la línea fronteriza del imperio. Urnammu ostentaba el título de rey de Sumer y Acad.