Atemperémonos a los Cambios

17-y-b-lechugaLic. Moraima Leyva Pérez

A partir de los cambios económicos que se producen en el país con las nuevas formas de gestión no estatal y en consonancia con los Lineamientos de la Política Económica y Social aprobados en el sexto Congreso del Partido, se han dictado un grupo de normativas relacionadas con el trabajo por cuenta propia, que se temen llevar hasta el final.

La Instrucción 7 de 2011 del Ministerio de Economía y Planificación incluye las indicaciones a las entidades estatales para la contratación de los productos y servicios de los trabajadores por cuenta propia, en el sentido de posibilitar que estos trabajadores puedan suscribir contratos con personas jurídicas para la realización de su trabajo.

A su vez las Resoluciones 12 y 32 de 2013 del propio organismo establecen el pago en CUC a las personas naturales, siempre a partir de la autorización superior, a saber: Ministros, Presidentes de CAP, de OSDES, según el nivel de subordinación. Esto limita a las entidades a las que aun las autoridades facultadas no le han aprobado relaciones comerciales en CUC con trabajadores por cuenta propia, con la consiguiente afectación que de ello se deriva.

Hay servicios en Cuba que el estado no está en condiciones de garantizar y que con la voluntad e inteligencia de estos trabajadores se logran con eficacia y calidad. Pongamos un ejemplo: la reparación en moneda nacional de un equipo de climatización, puede estar en el orden de $1000 CUP, sin embargo, si el pago estuviese autorizado en CUC, solo costaría $40.00. Las entidades económicas sea cual fuere la moneda, contabilizan el gasto en paridad de uno por uno. Por tanto la retribución en moneda nacional, por ser más alta la cifra, no solo afecta considerablemente el epígrafe de gastos para la prestación de servicios, sino que va en contra de la eficiencia de la entidad y del valor agregado e influye en el ingreso de los trabajadores.

¿Cuál es el temor a pagar a las personas naturales en CUC? ¿Qué incidencia negativa pudiera haber en ello? Si queremos desatar el desarrollo de las fuerzas productivas y que la empresa estatal lleve las riendas de la economía, tenemos que librarnos de la inercia y la desconfianza. Es hora de que las autoridades encargadas de resolver esta problemática den respuesta a estas interrogantes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s