Vocaciones

Lic. Jorge Luis González García

Desde el momento en que el estudiante lleva una boleta a casa para determinar su profesión futura, se producen un sinfín de variantes determinadas por los padres, los vecinos y profesores. El adolescente no sabe lo que quiere o no alcanza a tomar conciencia de que esa decisión influirá el resto de su vida.

Todo se enfoca en conseguir una profesión de mérito reconocido ante la sociedad que otorgue determinadas facilidades, o en estudiar una especialidad que reporte ganancias. En función de estos criterios optan por carreras como economía, turismo, medicina, idiomas, derecho o pedagogía.

En el ámbito normativo, el Código de Familia regula en el artículo 85.2 que “será función de los padres atender la educación de sus hijos, cuidar de su asistencia al centro educacional…, velar por su adecuada superación técnica, científica y cultural…”

El sistema educacional ha tratado de resarcir estas lagunas a través de círculos de interés, programas de televisión y en muchos casos, con los profesores. En cada escuela se exige que los educadores de especialidades técnicas den a conocer el perfil de cada una de ellas. A pesar de todo esto, la situación sobre una verdadera formación vocacional sigue en una nebulosa para el estudiante. Las universidades no dan a conocer el perfil de sus ingenierías y licenciaturas, los planes de estudio de las carreras no muestran lo que sería un graduado en cualquiera de estas opciones, por tanto el adolescente conocerá todo ello cuando luego de llenar la boleta con una carrera que no conoce y matricular en la universidad; sólo entonces sabrá si esa profesión es la de su vida o si, por desgracia, perdió tiempo y esfuerzo tratando de conseguirla.

 

Anuncios

Un pensamiento en “Vocaciones

  1. Solo un breve pasaje sobre este artículo, ya que leerlo me hizo pensar en lo que se avecina con respecto a mi hijo, cuando le llegue el momento de elegir. Considero que teniendo una madre como yo que le explica casi a diario las profesiones por las que él mismo me pregunta, pareciera que ya tiene cómo escoger, pero no lo sé, aún le pudieran quedar dudas porque todas no me las sé. La estrategia del país con respecto a esta temática deberá ser otra, principalmente de las universidades, pues no se muestran todas las carreras que existen y tal vez a nuestros hijos les guste o llame la atención estudiar, y solo la familia cubana, por decir que tienen un médico o a un abogado en el seno familiar, instan a sus hijos o hijas a escoger algo que no desean o por puro compromiso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s