No somos dueños de nada

12 medio ambienteLic. Jorge Luis González

El comportamiento social del hombre, que lo condujo a comunicarse por medio del lenguaje, que posteriormente formó la cultura, le permitió diferenciarse de los demás seres vivos. Pero mientras ellos se adaptan al medio ambiente para sobrevivir, el medio se adapta y modifica según sus necesidades. Los hombres comenzaron a dañar el entorno de manera significativa en el siglo XVII con la revolución industrial y el uso del carbón como fuente de energía, que al ser quemado; produce dióxido de carbono como subproducto.

El incremento de la población trajo como consecuencia la destrucción del hábitat de algunas especies. La contaminación ambiental se podría definir como pérdida, disminución, deterioro significativo inferido al Medio Ambiente. Organizaciones como el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), tienen como objetivo protegerlo y adoptar medidas de coordinación internacional para el desarrollo sostenible.

Los principales problemas ambientales a los que hoy se enfrenta Cuba, tienen su origen en la forma inapropiada en que por varios siglos se han explotados sus recursos naturales. Las limitaciones e insuficiencias con que ha llevado el proceso de industrialización, la inadecuada producción agrícola y pecuaria, así como los problemas sociales arrastrados desde la etapa prerevolucionaria.

La voluntad del país con relación al medio ambiente y los recursos naturales quedó expresada en la Constitución de la República de 1976, cuyo Artículo 27 plantea: “El Estado protege el medio ambiente y los recursos naturales del país. Reconoce su estrecha vinculación con el desarrollo económico y social sostenible para hacer más racional la vida humana y asegurar la supervivencia, el bienestar y la seguridad de las generaciones actuales y futuras. Corresponde a los órganos competentes aplicar esta política. Es deber de los ciudadanos contribuir a la protección del agua, la atmósfera, la conservación del suelo, la flora, la fauna y de todo el uso potencial de la naturaleza”.

El 11 de julio de 1997 se aprueba la Ley 81 de Medio Ambiente que impone una base para el desarrollo sostenible. En las comunidades costeras, las personas que viven de la pesca realizan prácticas ilegales con el fin de acrecentar su patrimonio como la captura de la tortuga verde, el carey y la caguama, todas amenazadas de extinción, en gran medida por el trabajo ineficiente de los funcionarios encargados de evitar que esto ocurra. Las sanciones pecuniarias son elevadas para los sorprendidos comercializando la carne de estas especies, pero no es suficiente. Los inspectores de pesca deberían dar recorridos, si fuera necesario acompañados con un agente de la PNR, por la costa, evitando tal vez la muerte de estas especies.

Mientras las personas sigan creyéndose dueños de lo que los rodea y utilizándolo en su beneficio y no exista una conciencia ecológica estaremos destinados a la autodestrucción.

Anuncios

Un pensamiento en “No somos dueños de nada

  1. Lic. Jorge Luis González, propones MAS controles, más policías, más espionaje, hasta en los pobres que por hambre se nutren de pesca prohibida, de la caza furtiva, de la recolección de huevos de tortugas, etc. NO SON MAS CONTROLES los que necesita Cuba y el pueblo cubano, es MAS LOGICA PRODUCTIVA, más fuerza de trabjo al servicio de quien trabaja. En lugar de más eficiencia por parte de las policías, inspectores incluídos se echa en falta MAS LOGICA PRODUCTIVA. Si en lugar de perseguir a quienes quieren producir valor, se les entrena a cultivar especies, a criarlas y protegerlas para su venta, no para su contemplación ecológica, concepto que al parecer a llegado a Cuba con 30 años de retraso, Cuba daría un salto desde el borde del abismo en la cual ha estado desde la Crisis de los misiles y la dependencia del imperialismo ruso, a una sociedad que aprovecha sus recursos naturales, los recrea y mejora, los aprovecha para TODOS, no para los extranjeros turistas, por mucho dinero que dejen a la nomenclatura del poder. ¿Quieren los cubanos dar el salto adelante? ¿No es hora de exijir del Estado programas de recuperación de especies? ¿Hay en Cuba programas para incentivar el cultivo de langostas, langostinos, ostras, almejas, bivalvos azules, erizos, peces de consumo? Si no los hay, es porque el Estado ORGANIZADOR Y RECTOR ha fallado. Cuando el Estado falla, es hora de restablecer otro orden de cosas basado en el bien común, que siempre comienza por el que trabaja para sí mismo. Si a cada uno de los cubanos se le permite e incentiva a trabajar por sí mismo, CUBA SERA UN MODELO DE DESARROLLO SOSTENIBLE. En ese cometido yo y mis clientes estaríamos dispuestos a invertir en Cuba, si el Gobierno promete respetarnos, ser justo, no involucrarnos en conflictos políticos caseros, y facilitarnos la creación de nuestras empresas, quien sabe si hasta en sociedad con nosotros, como ha hecho con el ramo de la hostelería y los grandes capitales españoles.
    Prof. Carlos Medina de Rebolledo
    CEO del Grupo CMR de empresas del Reino Unido y Escandinavia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s