Crimen y castigo

5 jorge reclusosLic. Jorge Luis Gonzalez

En la evolución del Derecho penal, se ha pasado de la venganza privada, a la venganza divina, de ésta a la venganza pública y al denominado período humanitario. La reacción ilimitada del vengador en la venganza privada, fue matizada por la Ley del Talión, según el cual no podría inferirse al delincuente un mal mayor que el inferido a su víctima, mediante la conocida fórmula de “ojo por ojo, diente por diente”.Las cárceles privan a un hombre de su libertad, en siglos pasados estos recintos fueron utilizados como castigo para aquellas conductas contra el bienestar social. Durante la inquisición eran utilizadas para ocasionar traumas a través de variadas torturas en personas de cualquier edad o sexo. Durante la Revolución Francesa se reforzaron las garantías de los acusados, se construyeron cárceles más adecuadas para el tratamiento humano de los presos, desaparecieron en la mayoría de los países las penas infamantes y corporales, en algunos países se abolió la pena de muerte y en otros se redujo significativamente su aplicación. En nuestro país fueron empleadas durante el periodo colonial y neocolonial como castigo hacia delincuentes y revolucionarios en desacuerdo con el sistema político.

Con el triunfo de la revolución de 1959 en Cuba, se pusieron en práctica los principios de prevención y reinserción social de los penados. El centro penitenciario debe garantizar toda una serie de funciones que logren obtener resultados satisfactorios; es necesario velar por la seguridad de los reclusos poniendo en práctica un sistema que garantice un régimen apropiado en cuanto a la alimentación, salud, sanidad del lugar y un estricto control judicial de la sentencia, al aplicarse la pena privativa de libertad, es necesaria la ejecución de una política penitenciaria, que sitúe al sancionado en el centro de su contenido, adoptando las medidas imprescindibles para evitar la desocialización de los reclusos, facilitarles la comunicación con el exterior y con su anuencia, propiciarles una adecuada preparación para su futura reincorporación a la vida en libertad, mediante la concesión de permisos de salida de los establecimientos penitenciarios por períodos cortos de tiempo, la aplicación de un tratamiento progresivo, que le permita cambiar de régimen penitenciario, y pasar a condiciones carcelarias de semi-libertad que le posibiliten obtener la libertad condicional en el menor tiempo posible, y reincorporarse a la sociedad.

El gobierno ha logrado que los establecimientos penitenciarios tengan condiciones superiores las que deberían tener, se ha aplicado desmedidamente el principio de reinserción social; los reos tienen derecho a recibir visitas matrimoniales. Este aspecto particular lo considero inoperante pues podría ser el inicio de una familia disfuncional, es antiético pues se estaría condicionando la conducta del individuo con la oportunidad de disfrutar de este privilegio. Según la doctrina este actuar se permite para que no se destruyan la unión familiar. El hecho de no tener contacto físico, no decide o contribuye a la destrucción de la familia; muestras de ello fueron los soldados que han estado África, el personal médico, docente y deportivo que cumple contrato en diversas partes del mundo por años. La familia se mantiene unida dependiendo de la solidez sobre la cual haya sido conformada y no por distanciamiento.

Dentro de las posibilidades que se brindan en los centros penitenciarios se encuentra acceder a estudios para obtener un diploma de 12 grado; se gestionan cursos de oficios y se les paga un salario común, trabajan vinculados a labores como la construcción, saneamiento de carreteras y otros. Este accionar tiende a crear en las penitenciarías un lugar en exceso cómodo con, casi, las mismas posibilidades que tiene la persona estando en libertad. Creo que para aumentar el nivel cultural de un reo no es preciso que pase una escuela dentro de la prisión, la misma es un lugar de castigo, de reflexión, donde se deben analizar las conductas erróneas que conllevaron a la pérdida del bien más preciado que es la libertad.

Objetivamente el individuo se reeducará con el componente punitivo, coactivo, no es correcto creer que la vida en prisión debe ser normal. Las personas sancionadas a privación de libertad, están en la prisión como un castigo. Hasta el momento se ha demostrado que la persona cumple una condena por un periodo corto o mediano en edades tempranas y; en la mayoría de los casos; continua el resto de su vida con una conducta negativa, tal vez adquirida en este mismo lugar, la cual lo hará regresar en reiteradas ocasiones a estos centros de reclusión.

 

Anuncios

Un pensamiento en “Crimen y castigo

  1. NO ME REFERIRE AL CRIMEN Y CASTIGO PENITENCIAL, ni divino, que creo más importante, sino al CRIMEN Y CASTIGO DE LAS DICTADURAS. Poco o casi nada nos preguntamos cuál será el castigo de un movimiento legítimo y necesario en el tiempo que azotó a Cuba desde 1959. El primer lugar, sin lugar a dudas era legítimo como tan legítimos son todos aquellos que antes y después de levantaron en contra de tiranías, sean estas unipersonales o colectivas. Incluso la Iglesia católica legitima la rebelión cuando los ciudadanos han sido sobrepasados en sus derechos por un régimen que ya no defiende EL BIEN COMUN, sino el bien egoista de una élite. La legitimidad entonces ha terminado, se ha conculado a sí misma, ha perdido legitimidad. Sin lugar a dudas ese movimiento se hizo necesario en el tiempo porque cuando surgió se opuso a una dictaBLANDA gansteril coludida con las bandas americanas que ya dominaban el negocio del juego, la prostitución y las drogas. ¿Quién podría a fines de 1950 negar que la dignidad cubana estaba por los suelos, pisoteada por la cara más oscura del americanismo y del sistema capitalista. Cabe preguntarse si era necesario denominar a ese movimiento REVOLUCION, cuando el término exije un cambio en todos los ámbitos de la sociedad a partir de una cultura de Hombre nuevo. A 54 años de distancia, opino, no he visto que el cambio fuera más que cosmético, materialista y oportunista. Cosmético porque una bandas de ganster americanos fueron sustituidas por bandas de ganster cubanos. Si los anteriores reclamaban su derecho a a hacer dinero con el cuerpo de las cubanas, los nuevos ganster lo hicieron no sólo con ellas, sino con la fuerza de trabajo de soldados, médicos, funcionarios y espías al servicio de una potencia imperialista (Rusia) y regímenes extranjeros, RDA, Angola, Etiopía, etc. Si los ganster americanos se servían del sistema capitalista en su beneficio colectivo, los nuevos ganster lo hicieron en su beneficio personal y familiar. NO HUBO REVOLUCION DE HOMBRE NUEVO. Lo que hubo fue una renovación del sistema capitalista, un NEOCOMUNISMO. ¿Quién puede negar que fue una evolución del capitalismo? La pregunta que me hago es , siendo que el crímen ya lo conocemos, ¿cuál será el castigo de este NEOCOMUNISMO? Quizá suena simplista, pero si analizan su contenido encontrarán que la respuesta se las trae en ritmo histórico: ya siendo que fue instaurado CENTRALIZADO en dos personas, esa misma realidad demuestra que su muerte es cosa de tiempo nada más. Que los líderes de 65 años “todavia demasiado jóvenes para gobernar” , NUNCA llegarán al gobernar, porque el tren histórico lo han perdido gracias a su desidia y cobardía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s