La legalidad de la ley y las fuentes del Derecho Penal

7 procedimiento penal,Yaima Pastor Blanco

Las fuentes del Derecho Penal constituyen un concepto jurídico que expresa una noción compleja; suscita la necesidad de elucidar si estas reclaman un tratamiento particular. ¿Pueden considerarse fuentes del derecho penal las categorías generales de normas comunes a otras ramas jurídicas? Si bien en otras ramas jurídicas el número de las fuentes ha sido objeto de discusión, en el derecho penal ha llegado a ser principio generalmente admitido que la única fuente que existe es la Ley, la cual asume una función delimitadora, por cuanto la aplicación del Derecho está en exacta correspondencia con los límites determinados por la ley.

Es de mucho interés especificar que en la rama jurídica penal, es lícito todo lo que la ley no prohíbe, resulta inadmisible la existencia de un terreno intermedio entre el actuar conforme a derecho, en el Derecho Penal solo existen dos campos por así decirlo: lo lícito o autorizado por la Ley, y lo ilícito o fuera de la ley. Su aplicación concreta se traduce en dos reglas muy conocidas en el derecho penal: 1) ningún hecho puede ser considerado delito sin que una ley anterior a su comisión lo haya previsto como tal, 2) no puede imponerse sanción penal que no esté prevista en una ley anterior a la aplicación de aquella.

Se resume diciendo que nadie puede ser castigado sino en virtud de una ley establecida y promulgada con anterioridad al delito y legalmente aplicada: nullum crime, nulla poena sine lege; el principio de legalidad de los delitos y las penas en la esfera penal se halla previsto en el artículo 2 del Código Penal, guardando relación en el terreno procesal con el artículo 1 de la Ley de Procedimiento Penal la cual dispone que no puede imponerse sanción sino de conformidad con las normas de procedimiento establecidas en la ley.

Este principio también posee rango constitucional por cuanto nuestra Constitución establece que nadie puede ser encausado ni condenado sino por el tribunal competente en virtud de leyes anteriores al delito y con las formalidades y garantías que estas establecen, entonces podemos entender la relación de este principio con las diferentes esferas del Derecho. Quede claro que la ley penal más importante es el Código Penal, aunque dentro de esta categoría se hallan comprendidas otras leyes como la Ley de delitos militares o la Ley electoral, pero nunca se debe olvidar que el Código Penal es a ley más importante para el derecho penal, excluyendo la costumbre y la práctica judicial como fuentes del derecho, como también se excluye la analogía, pues no basta con la discusión de un caso penal no contenido en la ley.

Cuando no exista una norma aplicable de modo exacto y directo al caso sometido a la discusión judicial, este debe quedar exonerado de toda consecuencia jurídico-penal.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s