Presunción de inocencia en el ordenamiento jurídico cubano

justicia fragmentoLic. Andrea López
Muchos son los textos y documentos dedicados al estudio de la presunción de inocencia del acusado como principio y derecho del ordenamiento penal. La consideración de que todo acusado es inocente hasta tanto se determine lo contrario mediante fallo condenatorio por parte del tribunal competente es lo que constituye el concepto de presunción de inocencia.
En nuestra actuación judicial, muchas acciones en el proceso penal invaden el contenido de este principio, pues la polémica en torno a la presunción de inocencia se deriva de limitaciones, tanto en el contenido de la norma, como en el actuar de los sujetos intervinientes en el proceso, si con su comportamiento limitan derechos y garantías de los procesados; así pretender que el acusado confiese a toda costa en cualquier fase del proceso, ratifique su culpabilidad en el acto del juicio oral, aunque lo hubiera aceptado en la fase investigativa y la insistencia sobre su derecho a guardar silencio constituyen infracciones que de forma más o menos trascendente afectan la situación procesal del acusado durante el proceso.
Consecuentemente, la utilización de la terminología presunción de inocencia ha sido identificada por unos como derecho, por otros como un principio y algunos como una garantía, lo cual, da lugar a diversas interpretaciones de consecuencia práctica, lo que unido a la ausencia de regulación expresa en nuestra Constitución de la República, genera que en ocasiones se produzcan posiciones distintas.
La Constitución de la República de Cuba no regula de forma expresa el derecho a la presunción de inocencia dentro de los derechos fundamentales, por esta razón, es imprescindible su formulación a fin de considerarlo como un auténtico derecho de todo acusado a un proceso justo y humano, además de que la Ley de Procedimiento Penal presenta limitaciones al derecho a la defensa y a la presunción de inocencia por lo regulado en los siguientes artículos:
Se concede la posibilidad de designar abogado desde el momento en que se decreta la medida cautelar, de conformidad con lo establecido en el artículo 249 de la Ley de Procedimiento Penal.
El juez puede decidir sobre la modificación de medida cautelar o imponer la de prisión provisional, lo cual está establecido en los artículos 251 y 254 de la Ley Procesal Penal.
El Tribunal toma una participación activa ordenando la práctica de nuevas diligencias de pruebas o de subsanación de alguna diligencia omitida, mediante el artículo 263 de la Ley Procesal Penal.
El Tribunal asume la acción penal mediante el uso de la formula, de conformidad con lo previsto en el artículo 350 de la citada ley.
El Tribunal dispone la realización de nuevas diligencias de pruebas o de algunas sumarias instrucción suplementaria, asumiendo así la posición de parte, amparado en el artículo 351 de la Ley Procesal Penal.
Eliminar estas trabas y hacer de nuestro sistema de enjuiciamiento un baluarte de justicia es todavía un camino a seguir.

Anuncios

2 pensamientos en “Presunción de inocencia en el ordenamiento jurídico cubano

  1. Reblogueó esto en Sin_Censuray comentado:
    Para ser abogado hay que estar “pila”
    La Constitución de la República de Cuba no regula de forma expresa el derecho a la presunción de inocencia dentro de los derechos fundamentales, por esta razón, es imprescindible su formulación a fin de considerarlo como un auténtico derecho de todo acusado a un proceso justo y humano, además de que la Ley de Procedimiento Penal presenta limitaciones al derecho a la defensa y a la presunción de inocencia por lo regulado en los siguientes artículos:
    Se concede la posibilidad de designar abogado desde el momento en que se decreta la medida cautelar, de conformidad con lo establecido en el artículo 249 de la Ley de Procedimiento Penal.
    El juez puede decidir sobre la modificación de medida cautelar o imponer la de prisión provisional, lo cual está establecido en los artículos 251 y 254 de la Ley Procesal Penal.

  2. Segun mi experiencia personal en Cuba eres culpable (aunque no hayan pruebas en tu contra) hasta que logres demostrar que eres inocente, o sea, lo contrario de lo que ocurre en cualquier parte del mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s