Comentarios al Decreto Ley 305 de las Cooperativas no agropecuarias (III)

COOargelioLic. Argelio M. Guerra Aliaga

Bajo un elemental concepto pudiéramos definir a la Cooperativa como una asociación autónoma de personas, que se unen de manera voluntaria para formar una organización democrática, y cuya administración debe llevarse a cabo en la forma que acuerden los socios sin intervención de agentes externos.
Como vemos, existen cuatro elementos que deben estar presentes en cualquier forma de asociación cooperativa, la ausencia de, al menos uno de estos elementos, desnaturaliza la esencia de esta forma productiva.
En lo que al D-L 305 se refiere, el artículo 2.1 define que la cooperativa es una organización con fines económicos y sociales, que se constituye voluntariamente sobre la base del aporte de bienes y derechos y se sustenta en el trabajo de sus socios, cuyo objetivo general es la producción de bienes y la prestación de servicios mediante la gestión colectiva, para la satisfacción del interés social y el de los socios.
Nótese en tal definición la ausencia de elementos importantes que deben regir la vida de la cooperativa, pues la existencia de ésta se sustenta en: asociación voluntaria y abierta, control democrático por los asociados, participación económica de los asociados, autonomía e independencia, educación, capacitación e información, cooperación entre cooperativas, preocupación por la comunidad.
Si bien el polémico D-L 305 reconoce en el artículo 17.1 a la Asamblea General de los socios como el órgano superior de dirección de la Cooperativa, el articulo 10.2 manda que tendrán preferencia como socios, incluso como fundadores de la Cooperativa, aquellos trabajadores de unidades empresariales que se decidan administrar en forma de cooperativas, con lo cual se quebranta el principio de Autonomía e Independencia, que dispone que la cooperativa es una organización autónoma, en la cual los socios deciden asociarse de manera voluntaria sin hacerse dependientes y sin responder a intereses externos a la misma.

Anuncios

Un pensamiento en “Comentarios al Decreto Ley 305 de las Cooperativas no agropecuarias (III)

  1. Pingback: Decreto ley 305 | Las Cooperativas en Cuba. Artículos de la AJC | Sin_Censura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s