Alicia en el país de los experimentos

9

Foto: Luz Escobar

Yureisy CeballosLic. Yureisy Ceballos

A lo lejos se vislumbra el fin de la dualidad monetaria en Cuba, proceso muy complejo por la tenencia de  dos monedas domésticas, el CUP y el CUC, lo cual segmenta el mercado y compromete la medición exacta de los gastos.

 Para los políticos y los economistas esta medida propiciará una visión más objetiva del comportamiento de la economía nacional, en tanto se acercan los registros de la actividad económica a los hechos reales y se reduce lo que de subjetivo introduce la aplicación de una tasa de cambio que no refleja con exactitud la proporción real.

 Pero a Alicia, estudiante de Economía  de la Universidad de Camagüey, no le interesa la futura medida, sino sus gastos mínimos, en el rango de 20 a 25 pesos diarios, la mitad de su estipendio mensual.

Alicia  es la mayor de tres hermanos; en su casa la única entrada económica es el salario de su madre, Licenciada en Educación Primaria  y  la mantención de 80 pesos que pasa el padre sus dos hermanos.

La familia -cuenta  Alicia- se limita a los gastos necesarios  e imprescindibles, como los artículos de aseo personal y los comestibles, pues el cambio a CUC del salario de su madre no va más allá de los 20.00 pesos convertibles. Alicia admira a su madre y quiere ser tan profesional como ella, aunque no desea enfrentar los mismos problemas con la familia que ella forme. Sabe que la cuestión no esté en resolver la dualidad monetaria del país.

 Alicia quiere ser consiente de los esfuerzos y experimentos, que dice hacer el gobierno por mejorar la situación, pero las estadísticas presentadas por Adel Izquierdo, Ministro de Economía, en la Asamblea Nacional, demuestran  que no avanzamos. El país solo alcanzo  un crecimiento de un 2.7 % del PIB inferior al previsto (3,6%), se incumplieron los planes de la industria manufacturera, las construcciones y los ingresos en moneda libremente convertible, además para el 2014 se pronostica un descenso en los precios de algunos productos que Cuba exporta, como el azúcar y el níquel, mientras continúa aumentando el costo de los alimentos en el mercado mundial.

 Alicia ya no cree en el futuro, no quiere estar en un país que siempre vive un momento histórico,  no quiere experimentar la pérdida de ilusiones que nunca se cumplirán.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s