Procedimiento de Habeas Corpus

 

habeas corpus

Julio AlfredoJulio Alfredo Ferrer Tamayo

La locución latina HABEAS CORPUS, significa: “TRAEDME EL CUERPO”, (de la persona detenida): pongan al detenido en mi presencia para que yo, el juez natural examine la causa de su detención y disponga su arresto o su libertad, según el caso.

Se denomina procedimiento de Hábeas Corpus a la Acción Judicial de amparo de la libertad individual, derecho fundamental consagrado en el artículo 58 de la Constitución de la República de Cuba: La libertad e inviolabilidad de su persona están garantizadas a todos los que residen en el territorio nacional. Nadie puede ser detenido sino en los casos, en la forma y con las garantías que prescriben las leyes.

El artículo 29 de la Constitución de 1940, establecía: Todo el que se encuentre detenido o preso fuera de los casos o sin las formalidades y garantías que prevean la Constitución y las Leyes, será puesto en libertad, a petición suya o de cualquier otra persona, sin necesidad de poder ni de dirección letrada, mediante un sumarísimo procedimiento de habeas corpus ante los Tribunales ordinarios de Justicia.

El Tribunal Supremo no podrá declinar su jurisdicción ni admitir cuestiones de competencia en ningún caso ni por motivo alguno, ni aplazar su resolución, que será preferente a cualquier otro asunto.

Es absolutamente obligatoria la presentación ante el Tribunal que haya expedido el habeas corpus de toda persona detenida o presa, cualquiera que sea la autoridad o funcionario, persona o entidad que la retenga, sin que pueda alegarse obediencia debida.

Lamentablemente, tales garantías no aparecen reguladas de modo expreso en la Carta Magna de 1976, siendo relegadas a partir de dicho texto constitucional a una legislación de menor jerarquía, no de rango constitucional; la Ley de Procedimiento Penal, en su capítulo IX, denominado “Del procedimiento de habeas corpus”, artículos del 467 al 478, tratándose entonces de un procedimiento judicial destinado a “tutelar” el derecho de libertad personal contra detenciones arbitrarias, no constituyendo un medio o instrumento jurídico apropiado para garantizar de manera efectiva y cierta, ese inalienable derecho humano: la libertad personal, individual, tal y como lo consagra la Ley primera en su artículo 58, por lo que vale expresar que el ámbito de protección de esa garantía y derecho fundamental es en extremo especifico y muy limitado.

Limitado, para mí, de manera totalmente inconstitucional, por lo previsto en el párrafo segundo del artículo 467 de la Ley de Procedimiento Penal: No procede el habeas corpus en el caso de que la privación de libertad obedezca a sentencia o auto deprisión provisional dictado en expediente o causa por delito.

Tal prescripción, de una Ley secundaria o subordinada, con relación a la Constitución, restringe y limita el ejercicio pleno de la garantía prevista en el citado artículo 58, dejando de ese modo sin protección y tutela jurídica los casos, desafortunadamente no son pocos, en que, a pesar de obedecer la privación de libertad a una sentencia o auto de prisión provisional dictado en expediente o causa por delito, tales resoluciones o instrumentos jurídicos resultan ilegítimos, inconstitucionales, nulos e inexistentes, toda vez que han sido pronunciados con infracción evidente e inobjetable de las formalidades establecidas como requisitos de rígida observancia a ese efecto y de ese modo no se garantiza a todos los que residen en el territorio nacional la libertad e inviolabilidad de su persona, pues los tribuales ordinarios amparados en esa limitación o restricción, reitero inconstitucional, rechazan de plano cualquier promoción o petición de habeas corpus.

 

Anuncios

Un pensamiento en “Procedimiento de Habeas Corpus

  1. Lic Julio Alfredo Ferrer Tamayo
    Lo felicito por la explicacion de la expresion latina HABEAS CORPUS,
    significa: “TRAEDME EL CUERPO”, y creo que merece un aplauzo por el tiempo que
    dedica a la traduccion del lenguage de la ley. Ese ha sido siempre la gran dificultad
    del Derecho y la Medicina, ambos en busca de autoridad y prestigio se las han agenciado
    en el rebuscado lenguage.

    Soy de los que cree firmemente, que si el desconocimiento de la ley no excime al delincuente
    del peso de la ley, al menos deben hacerse las leyes en un lenguage accesible a la instrucion
    media del ciudadano ( si Traedme el Cuerpo , lo entienden todos, para que usar Habeas Corpus)
    igualmente le sucede al medico ” Diarreas” cuando todo el mundo entiende mejor ” Cagalera”.
    No hay nada ocseno, aqui otros que llamo ideotas, preguntan al paciente, si hizo el DOS, para
    preguntar si dio de cuerpo, o defeco) Nada delirios de grandeza.

    Cuando reciba la Nueva Constitucion, vera que es superior a la de 1940 y mas adecuada a nuestras
    realidades actuales , ya han pasado 73 anos de su promulgacion bellisima, si los que fueran a
    gobernar fueran Santos. El gobierno debe ser lo mas reducido posible, y tan grande como para que
    exista en el la mayor representacion de los intereses ciudadano.
    En la proxima deje su direcion postal que se la enviaremos con sumo gusto.
    Si algo me gusta de Puerto Rico, es como se comprenden sus leyes… y si algo me gusta de Cuba
    es su independencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s