Un grave problema

2-Juan Alvarez del RioLic. Juan Álvarez del Río

El artículo 66 de la Constitución de la República establece que su cumplimiento y el de las leyes es deber inexcusable de todos.
También en su artículo 50, preceptúa que todos tenemos derecho a que se atienda y proteja la salud. El Estado debe garantizar este derecho mediante medidas preventivas.
Desde el 8 de agosto de 2012, solicité y pagué por la limpieza de la fosa séptica de mi casa, sita en Carretera Central No.88ª vía Tunas, Holguín, entregándoseme el reporte No.8009, ya que la fosa se encuentra llena y en ella vertimos los moradores de tres viviendas.
Me manifestaron que la limpieza podría demorar hasta 45 días.
Pasados los 45 días comenzamos las gestiones, y siempre nos dicen: “los carros están rotos o trabajando en otros municipios”.
Llegó y pasó el ciclón, ahora dicen “que los carros tienen prioridad para los afectados del ciclón”.
¿Cómo es esto posible, si mi reporte es anterior al ciclón?
Los miércoles, el director de servicios comunales de apellido Rubicel atiende  al público y en múltiples ocasiones nos ha dicho: “la orden la tiene el chofer. Mañana a las 7 a.m. va para su casa”.
Han mentido y siguen mintiendo.
O es una gran falta de respeto o al director Rubicel no lo respetan.
El capítulo 5to. Del Código Penal establece los Delitos Contra la Salud Pública, estando la propagación de epidemias prevista en el Artículo 187.1 y siguientes, donde se hace referencia a las enfermedades transmisibles.
En mi casa hay, en estos momentos, gran cantidad de mosquitos y es conocido cómo se adquieren el dengue, el cólera, las enfermedades diarreicas y otras; y debo significar que hace siete meses la fosa está vertiendo.
Alrededor de mi vivienda existen varios pozos y personas que se abastecen de ellos diariamente, ya que el agua del acueducto llega de forma irregular (entre siete y diez días).  Dichos pozos pueden estar contaminados.  En el artículo 194.1.f del propio texto legal se establece que es sancionable el que contamine cuencas de abasto de agua superficiales o subterráneas que se utilicen por la población.
La salud de mi familia está en peligro, al igual que la de los vecinos. ¿Quién o quiénes son los responsables? ¿Podré demandarlos?, ¿Esto será intencional?
A finales de los años 50 del siglo pasado un locutor de la emisora local CMKO, decía casi a diario: “Holguín, con 100 mil habitantes, sólo tiene un carro recogedor de basura, ¿Hasta cuándo señores gobernantes?”  Me es inevitable la analogía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s