Crispación

Wilfredo Vallin Almeida

El viernes 21 de enero, el que suscribe compareció ante el Tribunal Supremo Popular de la nación para una vista relativa al proceso que sigue la Asociación Jurídica Cubana (AJC) para su legalización. Esto, que en cualquier otro lugar hubiese transcurrido sin penas ni glorias, aquí se torna todo un espectáculo por lo que relaciono a continuación:

  • En primer lugar, no era necesario haber llegado a este nivel jerárquico dentro de la estructura judicial cubana, Como saben nuestros lectores, se trataba simplemente de que el Registro de Asociaciones nos entregara una certificación. De haberlo hecho como era su deber legal, todo hubiera terminado ahí.
  • En segundo lugar, ni siquiera en el Tribunal Supremo eran necesarias las medidas absurdas -desde mi punto de vista- para encarar un mero procedimiento administrativo. Esas medidas fueron :
  1. Todas las vistas o juicios previstos para ese día fueron suspendidos con excepción de la nuestra.
  2. Se permitió el acceso a la sala solamente a seis personas: los tres jueces del tribunal, la secretaria, la representante de la parte demandada y el que suscribe. Ni siquiera a mi esposa, letrada y miembro también de la Asociación Jurídica ni a otros abogados nuestros que acudieron a la vista, se les permitió estar presentes en ese acto.
  3. Lo anterior implica que la vista fue a puertas cerradas. En estos casos, se supone que la sala emita una información explicando los preceptos legales que amparan una decisión de ese tipo, cosa que no hizo ni siquiera cuando se les pidió que alguien del tribunal explicara esto a los abogados de la AJC.
  4. Había un gran operativo de la policía política en los alrededores del tribunal como si las personas que acudimos al lugar fuésemos de alta peligrosidad.

Pretendiendo explicarme por que resultaron así las cosas, creo encontrar la respuesta en algo que al menos a mi me parece evidente, y es el alto nivel de CRISPACION en todos los personeros del gobierno que ven en cualquier cosa que se haga sin su aprobación y sin su tutela la intención de derribar el poder o al menos, socavarlo.

El hecho de que un grupo de abogados se haya reunido y pretenda impartir cursos de derecho a la población; ayude a los ciudadanos en sus problemas legales de forma gratuita e intente dar a conocer pactos de Naciones Unidas sobre Derechos Humanos, (firmados por el gobierno cubano además), tiene que ser necesariamente una maniobra de los descontentos para desestabilizar al gobierno y de ninguna manera para ayudar a resolver los problemas que tenemos.

El ver enemigos por doquier y estigmatizarlos, tengan razón o no, ha sido un recurso poco feliz al que el poder ha acudido siempre. Ahora, como han dicho ellos mismos, “estamos al borde del abismo” y las crispaciones no son buenas cuando se camina por la cuerda floja.

vallinwilfredo@yahoo.com

 

7 comentarios sobre “Crispación

  1. Pingback: Penúltimos Días
  2. Wilfredo Vallin, de que se asombra?, ese desgobierno ha actuado asi por 52 anos, son los propietarios del pais, se los dio, los dos anos corretiando por la sierra maestra, de estos, por suerte quedan pocos, pero ahi estan sus herederos, para continuar la obra mas vergonzosa de la historia de un pais.
    Mis felicitaciones, con personas como Uds. es posible que no tengamos 52 anos mas de desgracias.
    Un fuerte abrazo.

  3. Querido licenciado Vallín Almeida, qué triste me pone leer su relato de la vista ante el Tribunal Supremo Popular de la República de Cuba. Triste porque una ideología demoníaca dividió al pueblo cubano en “nosotros” y “ellos”. Ellos son todos aquellos que además son tipificados como ENEMIGOS. ¿Enemigos entre cubanos?

    ¿Es que no existe el más mínimo respeto a la Patria cubana en esa gente que dividió la sociedad tan profundamente? ¿Es que no tienen conciencia que Patria SON TODOS los cubanos sin distingo de ideas, políticas, situación económica, religión, género, edad o profesión?

    ¿Es que esa ideología demoníaca ser apoderó tan totalitariamente de sus mentes, corazones y sus actos, que no entienden que primero: son seres humanos cubanos, nacidos de iguales madres cubanas o afincadas en Cuba, que comparten la misma historia patria, la misma cultura trasplantada desde Europa, Africa, Asia y otras regiones culturales?
    ¿Que no se miran al espejo estos endemoniados capaces de considerar como a sus ENEMIGOS a otros cubanos porque piensan distinto? !Si la libertad de pensamiento es la constante y lo contrario es antinatural!

    En el extranjero sentimos lastima por esos miembros del Tribunal Supremo Popular de la República de Cuba. La Historia será implacable con ellos porque no han sabido responder con integridad profesional y conciencia de cubanos ante el clamor del pueblo que reclama libertad de pensamiento, de expresión, de asociación y de elegir a sus gobernantes. Que Dios tenga piedad de Cuba

  4. Yo lo dijo el castrismo: con nosotros o contra nosotros.
    Desprecia el castrismo a la persona y al pensamiento humanos y sus jueces y tribunales son marionetas vendidas al poder.

  5. admiro su labor y la de sus compañeros que usando las poquísimas almas que a dejado en sus manos la dictadura (gracias a su propia incompetencia) estén luchando de una forma tan digna y tan inteligente para desenmascarar a los poderes represivos del estado entre los que se encuentran en primerísimo lugar los legislativos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s