SABIA USTED QUE…?

Concepción marxista sobre el surgimiento del Estado

Según la concepción marxista de la historia, el hombre jamás ha vivido fuera de la sociedad, sino que siempre ha sido un ser social. Los marxistas consideran al Estado como un órgano de coacción y fuerza que nace de la división de la sociedad en clases antagónicas.

El Estado, lejos de ser la organización de la voluntad general, es un órgano de autoprotección y autorregulación: la organización política que refleja las necesidades, los intereses y la ideología de la clase económicamente victoriosa en el proceso histórico. En el devenir histórico el Estado, creado por la sociedad, tiende a dominar la sociedad misma, pero en beneficio exclusivo de las clases poseedoras. Por ello no es cierto que el Estado se desligue de las clases sociales que integran una sociedad dada y se coloque como un órgano distinto al margen y por encima de los intereses que las ponen en movimiento sino que, por el contrario, él mismo no es más que un instrumento político de que se vale una clase para someter y oprimir a los demás.

2 comentarios sobre “SABIA USTED QUE…?

  1. Este concepto del Estado según San Carl Marx, no es nada más, ni nada menos que una tergiversación de una realidad que él estudió en la mitología nórdica. Como sabemos, en diversos trabajos mencionó a la sociedad escandinava que tanta influencia había tenido en el romanticismo germánico desde mediados del siglo XIX. Si en su esencia la teoría refleja la verdad en cuanto al origen coaccional organizativo del Estado, desde sus más primigenios origenes, miente en cuanto a que fue el resultado de una decisión de la sociedad por sí misma. No fue así, como demuestra claramente la Gamla Eddan, el libro sagrado de los nórdicos que mencionan que la organicidad estatal fue el resultado de la apropiacíón del concepto de “stam” (tribu) para usarlo como “kronan”, es decir la monarquía. Siendo que el origen nórdico del Estado estuvo basado en la decisión de todos los votantes mayores de 14 años en cuanto a elegir a un “konung” (rey absolutista), estos se apropiaron de la decisión popular transformandose en “jag är kronan” (yo soy el Estado). El resultado de tal forma de Estado fue naturalmente, origen de las contínuas guerras que vivía la aristocracia misma. Siempre hubo un aspirante a rey que mató al rey vigente. Esta misma cultura la podemos observar en todo lugar donde los góticos (buen gentilicio pero también buen adjetivo con validez actual) invadieron y crearon el Estado opresor.

  2. Eso del “hombre social” es una verdad estúpida marxista por lo obvia. ¿Es es acaso uno no nació de una madre? Esa es la primera asociación.
    No es protohistóricamente cierto que el Estado nacíó de la opresión de una clase sobre otra, porque el concepto “clase” implica una categorización basada en la función laboral de grupos. Esa primera conceptualización la encontramos en Platon al definir la sociedad en tres estamentos: pensadores, militares y artesanos. Los agricultores, como eran esclavos no estaban incluidos en la sociedad.
    Todos mis estudios antropológicos en la Anatolia a publicar, demuestran que las primera sociedades fueron tribales alrededor de la mater o pater famlia, es decir unidos por lazos de sangre. Las subsiguientes sociedades fueron creadas a partir de los PRINCIPES, quienes fueron enviados a conquistar a otros pueblos y crear Estados opresivos en contra de los conquistados, NO ENTRE SI MISMOS. (Según los Archivos de Amarna, a la conquista del imperio faraónico de la Anatolia se encuentran con más de 1500 “príncipes”, todos hijos del rey.
    En resumen: la opresión de clases no es tal, sino opresión del invasor sobre los conquistados. Carl Marx era muy ignorante en Antropología cultural, Historia y Arqueología, ya que comete errores de bulto, como el de definir el capitalismo como resultado de “la apropiación del producto del trabajo”, cuando si estudiamos el Pentateuco comprobaremos que ya durante el reinado persa de Dario los judíos, quienes estaban a cargo de la contabilidad del Estado y las Satrapías, establecen leyes propias para el empréstito capitalista “sin intereses para los judíos”.
    Todo el marxismo está basado en mentiras, mediasverdades e interpretaciones erróneas. Para nuestra desgracia, todavía quedan pobrecitos ignorantes que siguen proclamando la vigencia del marxismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s