Nueva Modalidad

 

306-vallin_21Wilfredo Vallín Almeida

Las cosas deben cambiar para atemperarse con los tiempos. Y en este sentido, en nuestro país deben también cambiar las formas de producción con el mismo propósito de adecuación.

Así, se habla en las últimas semanas de una forma o modo de producción que se ha dado en llamar oficialmente “cooperativa no agropecuaria”.

Si no me equivoco, éste será un tema que va a dar mucho de qué hablar en el país por las implicaciones que tendrá para toda la población laboral (y no laboral).

Pero, para que las cosas salgan bien y no haya después que introducir grandes cambios, o incluso que cerrar el proyecto porque demostró a posteriori su inviabilidad, debe actuarse correctamente desde el principio.

Y, siempre según mi humilde opinión, actuar bien desde el principio comienza por explicar clara y absolutamente a todos los interesados en el tema,

  1. qué se entiende a nivel internacional por “cooperativa”,
  2. cuáles son sus características esenciales,
  3. qué derechos imprescriptibles corresponden a los cooperativistas,
  4. los organismos nacionales e internacionales que tienen que ver con este asunto,
  5. quién cómo y por qué se constituirá en contrapartida de esas cooperativas, con qué potestades y bajo qué regulación legal,
  6. y un largo etcétera más que no puede faltar aquí si, como dije antes, queremos que las cosas salgan bien desde el principio.

Y, otro asunto que no puede faltar en esto, es la TRANSPARENCIA más absoluta en los convenios y el reconocimiento de la autonomía de la cooperativa en sus decisiones internas y externas,…si de verdad estamos hablando de una cooperativa y no de otra cosa.

Habrá muchas preguntas a las que responder pero, para empezar, se me ocurre la siguiente. ¿Por qué se utiliza la adjetivación de “no agropecuaria”, y no “cooperativa” a secas?

¿Pudiera alguien responder esto?

Por el momento, el problema está planteado. La cooperativa de trabajadores es la nueva modalidad.

 

 

La Tolerancia

dereckosCHAVEZLic. Rodrigo Chávez Rodríguez.

Una gran mayoría de nuestro pueblo, no fue merecedor de conocer por los medios de información y de difusión masiva nacionales  los llamados Derechos Civiles, reconocidos constitucionalmente por el estado cubano y sus dirigentes, al  no informar, divulgar y publicar oportunamente,  los dos Pactos firmados por la República de Cuba en las Naciones Unidas en febrero 28 del 2008. Pactos referidos específicamente Derechos Civiles y Políticos y a Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

También fue de extrema falta de respeto hacia el pueblo por los que manipulan y creen poder hacerlo de por vida, no dar visibilidada la Demanda Ciudadana por Otra Cuba, fechada de Junio 20 del 2012, y entregada en la Asamblea Nacional del Poder Popular, con el No. de entrada 1207, que en el orden personal, le llamaría DEMANDA por una Cuba Nueva y Mejor, si tenemos en cuenta que la máxima establecida, es que mientras más desconozcas, menos sabes y menos reclamas, sobre todo si la temática es de Legalidad y Derechos Jurídicos para nuestra población; todo lo contrario a los objetivos de nuestra Asociación Jurídica Cubana (AJC).

¿Cuándo hablarán a nuestro pueblo con entera claridad y meridiana franqueza?  “HONRAR HONRA”. ¿Por qué prometer y no cumplir? Decir siempre que no se puede, que no hay, que no es el camino correcto, que nuestros ideales no son esos, por favor basta ya, es hora de que acabe la indolencia y la Tolerancia.

 

Una forma del engaño

6-vallin_21Wilfredo Vallín Almeida29 Clow-Mist
Conversando con una amiga, esta me dijo:  –Si Marx y Engels lo hubieran visto, volverían a morirse.
No pude menos que sonreírme ante su afirmación.
Intercambiábamos impresiones en torno a las cosas que estaban pasando en el país y sobre las cuales los cubanos hacemos todo tipo de especulaciones y pronósticos.
En el momento de la frase de marras, conversábamos sobre un acontecimiento en particular que ambos vimos en el noticiero nocturno de la televisión cubana: un congreso celebrado en el Palacio de las Convenciones.
Que se celebre un congreso allí no tiene nada de particular pues es el lugar donde el gobierno acostumbra a celebrar los eventos a los que otorga relevancia. El problema era el tipo de congreso de que se trataba.
Era un congreso mundial… dedicado al tema del espiritismo.
Para los que vivimos los años 60-80 en Cuba, esto es inaudito si recordábamos el carácter férreamente ateo que se quiso imponer con la implantación del socialismo en el país.
Está también el absoluto  silencio que siempre se mantuvo con asuntos neurálgicos para el gobierno cubano (a modo de ejemplo: las excentricidades de Gadafi, el muro de Berlín, el Sindicato Solidaridad, la huída de Mengistu Haile Mariam, la ejecución de Elena y  Nicolae Ceaucescu, la perestroika en la URSS, etc., etc.)
Con relación a la crónica roja en particular, la línea fue publicar aquellos sucesos negativos en las sociedades capitalistas (en particular en la norteamericana)  dando la imagen de que tales cosas no tenían lugar en los países socialistas (y por ende en Cuba).
No he creído nunca que esconder a los ciudadanos de un país lo que ocurre en él, o fuera de él, sea una medida que los beneficie de alguna manera, sino todo lo contrario.
Y no se trata de dar una publicidad morbosa a eventos traumáticos o espectacularmente crueles, sino brindar al ciudadano la información a la que tiene derecho.
Si la política informativa va a ser, a partir de ahora, informar clara y sencillamente sobre TODO lo que sucede en el país, bienvenida sea. Si va a continuar siendo a conveniencia, entonces, hay que seguir cambiando cosas porque, como dijo una vez un célebre escritor latinoamericano:  –La libertad, a medias, es una forma del despotismo, como la verdad, a medias, es una forma del engaño.

…Y me hice maestro, que es hacerse creador

10-me hice maestro

OLYMPUS DIGITAL CAMERALic. Jorge Hojas Puñales

La Biblia, es un magnífico libro, tal vez muchos la tengan en sus hogares, y de vez en cuando le dan lectura, de forma autodidacta, sin pasar de la mera lectura, es indudable que se requiere de alguien con conocimiento de ella, que explique la enseñanza que nos quiere dar.

Una Ley, un Decreto-Ley, un Decreto, una Resolución o cualquier instrumento jurídico, de nada servirían en nuestras manos, si no tenemos a alguien que nos guíe, nos explique su contenido razonadamente, que nos eduque en cada precepto y nos dé a conocer el ámbito de su acción. Lo mismo que la Biblia, la legislación debe ser predicada, y más bien predicada con el ejemplo. Transgredirla equivaldría a un sacrilegio.

No es meritorio que el conocimiento de la legislación que rige en nuestro Estado, sea privativo solo para los profesionales del Derecho, para los entes e instituciones, encargadas de su elaboración y aprobación o de quienes tienen el deber y la obligación de trabajar con ella. Cada vez se hace más necesario e indispensable, tener los mínimos conocimientos indispensables, para vivir, convivir y coexistir, en un Estado de Derecho, con una sociedad civil.

Las más elementales normas de convivencia, están ajustadas a Derecho, en correspondencia con la sociedad donde se desenvuelven, sería sumamente gratificante, que alguien se trazara como pauta de forma espontánea, honesta y desinteresada, predicar la ley, poniéndola al alcance de todos, sin distinción alguna, ¡qué satisfacción tan grande se sentiría, al saber que se ha aportado un granito de arena, en la divulgación y enriquecimiento de la cultura jurídica del pueblo y para el bien del pueblo!

Quizás no estén dadas las condiciones para que esto suceda, pero el deseo de hacerlo está latente en el sentir de muchas personas.

 

 

Dicen, y no son mentiras mías

 

foto: Marcelo López

Lic. Rodrigo Chávez Rodríguez

Preguntarle a un ciudadano de a pie por sus derechos, sería como preguntarle a qué distancia está Marte de La Tierra, resultaría imposible obtener de él, una respuesta precisa, clara y coherente; pero si se le preguntara por sus prohibiciones, podría enumerar largo rato.

Cualquier empresa agropecuaria sobrecumple su plan de producción, pero al dirigirnos al mercado en que se ofertan producciones agrícolas, si en un inicio nos ilusionó como un señuelo, nos hacen volver a nuestra realidad, los impresionantes e inamovibles precios que acompañan a esos productos.

todo está garantizado, para el comienzo del nuevo curso escolar” y cuando aún no ha terminado el primer trimestre, no existe suficiente base material de estudios. Escasean las libretas, lápices, reglas, el gas para elaborar los alimentos o petróleo para transportar al personal, faltan profesores, etc.

Se construyó una panadería, con un equipamiento moderno, que garantizará la producción y la calidad del pan”, al poco tiempo ni lo uno, ni lo otro, pues “el pan nuestro de cada día” está permanentemente en la mira de todos los consumidores y es constante blanco en las quejas de la población.

Los estudiantes que se graduarán este curso tienen garantizada su ubicación laboral.” (entiéndase empleo), Cuan cruda es la realidad, cuando se emiten disposiciones legales, orientando un reordenamiento de la fuerza laboral, razón por la cual, cientos de trabajadores son declarados d-i-s-p-o-n-i-b-l-e-s. ¿Qué hace diferente a un disponible, de un desempleado?

El estado ha desembolsado o invertido cuantiosos recursos, para estabilizar el transporte público”, Sin embargo, no aparecen las piezas de repuesto, insumos, combustible.

Así las cosas, sabía usted que el plan nacional de producción de café se ha incumplido y ¿Cómo resulta posible que a su vez el plan de exportación se cumpla?

Mucho hemos escuchado la irrespetuosa frase de “hacer más con menos”. Atentos, que cuando no se cuenta con los recursos, la información y el conocimiento para la acción, es posible que se recoja mas, pero cada día estaremos más lejos de pensar y actuar libremente y de que se respeten nuestros derechos humanos y constitucionales. Por ello defiendo que hacer, es hacer mas con mas y no con menos; y cada día mas, con menos atropellos, injusticias y violaciones.