Votar por el Presidente

votoLic. Noel Rodríguez Ávila
Tanto la Constitución de la República en sus artículos 131 y siguientes, como la Ley 74 contemplan el sistema y el procedimiento electoral en nuestro país.
Aún cuando el derecho al sufragio, es un acto puramente democrático, el cual puede ser ejercido por mayores de dieciséis años, exceptuando los incapacitados mentalmente y los inhabilitados judicialmente; para votar o elegir a nuestros representantes tanto a nivel de circunscripción, asambleas municipales, provinciales, Asamblea Nacional y referendos populares; no ocurre así para elegir a través del voto, por el cargo de Presidente de la República; haciéndose de forma representativa, pues una comisión de candidatura presenta la propuesta a los diputados al Parlamento, para que estos, en representación del pueblo realicen dicho acto democrático.
Este acto dista mucho del que se realiza en una circunscripción para elegir al delegado; donde al final de la votación se realiza el escrutinio, informándose el delegado electo, con el total de votos a favor, las boletas anuladas, las boletas en blanco y las abstenciones.
Por todo lo antes expuesto, yo deseo que algún día tome una boleta en mis manos para, al igual que por el Delegado, votar por el Presidente.

Ciudadanía y elecciones

de kaosenlared.net

de kaosenlared.net

1-edilio1 Lic. Edilio Hernández H.

Las recientes elecciones cubanas y las ampliamente divulgadas venezolanas- ecuatorianas, han puesto de relieve una vez más las dudas, contradiciones, y ambiguedades de la legislación complementaria a nuestra Constitución, tanto en su letra como en en su aplicación. Es un denominador común en la mayoría de nuestro ordenamiento jurídico, y en los funcionarios encargados de aplicar, garantizar y protegerlo, la constante manifestación del tri-error, (término asociado con los tres instantes o formas de violar los derechos ciudadanos).

Primero: Por artículos sobrantes, otros por ambiguos o mal redactados y por ausentes en nuestra Constitución.

Segundo: Por las mismas razones anteriores, pero en las Leyes complementarias aprobadas por la Asamblea Nacional.

Tercero: Cuando, teniendo en cuenta o no lo anterior, los dirigentes, funcionarios y operadores del derecho aplican segun su capacidad, conveniencia u “orientación”, cualquier cosa menos lo que está instituido legalmente.

Una de los tantos ejemplos es la Ley No 72-Ley Electoral. Con un análisis sencillo para su fácil comprensión veremos:

Primer error,

Según la Constitución, Artículo 132: Tienen derecho al voto todos los cubanos, hombres y mujeres, mayores de dieciséis años de edad, excepto:

a) los incapacitados mentales, previa declaración judicial de su incapacidad;

b) los inhabilitados judicialmente por causa de delito.

 

Artículo 134.-Los miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y demás institutos armados tienen derecho a elegir y a ser elegidos, igual que los demás ciudadanos.

En este caso se incumple o se viola el primero, pues la ciudadanía de acuerdo a los artículos 28 al 33 de la Constitución podría ejercer el voto donde quiera que resida, ¿O para obligarlos a usar el pasaporte y pagar su regreso a nuestro país sí son cubanos y para votar no? El voto a distancia para los residentes en el extranjero lo utilizan todos los países del mundo.

Y el segundo sobra, porque los militares en ningún lugar del mundo son, ni deben ser parte del Poder Legislativo, pues al responder a un mando único, crearía conflicto de intereses con sus funciones como diputados. Imagine a un militar proponiendo a nombre de sus electores una reducción de gastos en combustible, electricidad, agua, salarios, y plantilla en las unidades militares de su territorio, para revertir ese presupuesto en escuelas, alimentación infantil, tercera edad, recreación, o nueva fábrica de conservas generadora de utilidades y empleo.

Nuestra Constitución de 1940 dejaba bien claro, que para ser parte del cuerpo legislativo de la nación, los militares serían candidatos solo después de dos años de licenciamiento como activos.

Segundo error:

El artículo 6, de la Ley Electoral expresa, Todo ciudadano para ejercer el derecho al sufragio activo debe reunir los siguientes requisitos:

a) haber cumplido dieciseis (16) años de edad;

b) ser residente permanente en el pais por un periodo no menor de dos (2) añosantes de las elecciones y estar inscripto en el Registro de Electores del Municipio y en la relación correspondiente a la circunscripción electoral del lugar donde tiene fijado su domicilio; o en la lista de una circunscripción electoral especial;

Y el artículo 10- Todo cubano que esté en pleno goce de sus derechos políticos, posea un nivel de instrucción adecuado y reuna en cada caso las condiciones que se especifican en los párrafos siguientes, será elegible:

  1. para Delegado a una Asamblea Municipal del Poder Popular haber cumplido dieciseis (16) años de edad, tener su domicilio en una circunscripción electoral del Municipio y haber sido elegido candidato.
  2. para Diputado a una Asamblea Municipal del Poder Popular tener cumplido dieciocho (18) años de edad y haber resultado nominado previamente como candidato por una Asamblea Municipal del Poder Popular.

Es notable la contradicción con los artículos de la Constitución vistos anteriormente, pues ya no son todos los cubanos, sino los que vivan en el país solamente. También contradictorio porque para domiciliarte en Cuba, tienes que poseer carne de identidad actualizado con el cambio de dirección autorizado por la Dirección de Vivienda Municipal. Aparecen entre los diputados, una notable cantidad con domicilio en la capital, por tantos años, que ya no se acuerdan de su municipio de procedencia, al caul sin embargo, representan; sin contar a octogenarios rescatados o reciclados, que dejaron su huella de ineficiencia, descontrol e inmovilismo por los organismos por donde transitaron

Otra incongruencia se expresa en que la mitad de los diputados son nombrados una Comisión de Candidatura presidida por el Secretario General de la CTC, quién a su vez y contradictoriamente representa también al PCC, por ser miembro de su alta dirigencia(Buró político), y no por los electores a los que representarán.

Por demás, extensa candidatura no numerada en la Constitución, usual doctrina jurídica aceptada mundialmente en estos casos. Tenemos 612 diputados, cuando países más poblados y desarrollados tienen menos: Venezuela 165, Argentina 329, Brasil 594, EE.UU. 435, India 545, Sudáfrica 490, Rusia 616.

Tercer error:

Al no existir la división de poderes en nuestra forma de Gobierno,(tan defendida en su momento por el abogado Ignacio Agramonte, reconocida y vivida por el abogado José Martí, alegada y reclamada en La Historia me Absolverá por el abogado Fidel Castro, demostrado también en su labor como abogados independientes por nuestra Asociación, es fácil apreciar lo negativo de la dualidad de funciones en muchos de los “cuadros” y ejecutivos, ya que después de dedicarse a legislar y aprobar, actúan cual violadores de la Constitución y de sus leyes complementarias.

Se hace evidente en los países latinos mencionados por el desarrollo social y económico alcanzado, que los poderes legislativo, ejecutivo y judicial, como ley dialéctica social, es unidad, lucha de contrarios y origen del movimiento que todos deseamos.

 

Libertad de conciencia

Lic. Odalina Guerrero Lara

El artículo 55 de la Constitución de la República de Cuba establece que el Estado, que reconoce, respeta y garantiza la libertad de conciencia…….

No existe duda en cuanto a estos tres aspectos: RECONOCER, RESPETAR y GARANTIZAR por parte del Estado la Libertad de conciencia.

Lo que un día aprendí como Abogada se me está negando por la forma de actuar de los funcionarios del Gobierno Cubano. La conciencia implica tener conocimiento y si plantea la Ley Fundamental que tengo libertad de conciencia ¿por qué se me continúa hostigando?

  • El 13 de Septiembre del año 2011, cuando fui entrevistada por agentes de Seguridad del Estado, se me amenazó con desmoralizarme ante el pueblo cubano, mi familia y en especial mis hijos por el solo hecho de pertenecer a la Asociación Jurídica Cubana y estar cumpliendo con los fines para lo cual fue creada.
  • Desde el mes de Julio del presente año se me está molestando con el tema de las ELECCIONES MUNICIPALES, a lo que siempre he contestado no tener nada que alegar, aportar, señalar y muchos menos involucrarme en todo lo que tenga que ver con ese tema.
  • Los distintos funcionarios que han asignado para tratar conmigo se han personado en mi casa y han interceptado a mi familia en la calle para hacerme llegar los motivos por los cuales debo estar involucrada en ese proceso eleccionario.
  • Como CIUDADANA CUBANA CON LIBERTAD DE CONCIENCIA, pido se respeten mis derechos constitucionales, para poder actuar tal y como pienso, por no estar obligada por ley a involucrarme en las elecciones municipales en Cuba.