¿Y la ratificación de los pactos?

1147onu

VEIZANT Veizant Boloy.

A fines del pasado mes de septiembre, el  Secretario General de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-Moon,  recibió en su sede de Nueva York a Bruno Rodríguez Parilla, Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, según informaron medios de prensa nacionales.

Eso hace recordar aquel 28 de febrero del año 2008, cuando Felipe Pérez Roque, ex canciller, estrechaba la mano a Ban Ki- Moon, luego de firmar los Pactos Internacionales de Derechos Humanos.  Hasta la fecha, la tarea quedó inconclusa. Tampoco hubo mejoras en la política interior cubana.

De acuerdo a la cantidad de habitantes, en la isla existe una cantidad desproporcionada de prisiones. Cada mes aumentan las detenciones arbitrarias pese a que la Constitución de la República establece en su artículo 58  “La libertad e inviolabilidad de la persona están garantizadas a todos los que residen en el territorio nacional. Nadie puede ser detenido sino en los casos, en la forma y con las garantías que prescriben las leyes.”

Y el cumplimiento estricto de la Constitución y de las leyes es deber inexcusable de todos tal como lo establece el artículo 66 del mismo cuerpo legal.

También crece el número de encarcelados por motivos políticos en comparación con otras naciones como los Estados Unidos, Latinoamérica  y algunos países europeos.

Las autoridades cubanas, a conveniencia, hablan bien de la ONU. Principalmente si se trata de condenar el bloqueo económico, comercial y financiero contra el pueblo de Cuba. Lo que el periódico Granma  califica como “una flagrante violación al derecho internacional, las normas de convivencia pacífica y los derechos humanos”.

A más de 50 años de Embargo, los gobernantes cubanos poco han hecho para tratar de desbloquear su política  y su mente; al contrario: han estrangulado la libertad de los cubanos. El gobierno culpa a Estados Unidos de todo lo que escasea.

Más que eso, una declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba acusa a la Oficina de Intereses de los Estados Unidos de América de fomentar cursos para la subversión en Cuba. ¡Paradójica -parapléjica!, esta declaración no es más que el reflejo de la tambaleante “revolución” y de la violación de los derechos fundamentales de los ciudadanos cubanos.

Pues  la práctica también ha demostrado que tanto el “bloqueo” como la política agresiva y genocida no es del exterior, sino que es desde dentro. Solo contamos con la voluntad de ese pueblo cubano que se ingenia para hacer cumplir con firmeza la justicia.

Y…, ¡se ratificarán los pactos!

 

 

About these ads

Un pensamiento en “¿Y la ratificación de los pactos?

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s