Espacio infinito, tiempo eterno

foto: Marcelo López

12-chavezLic. Rodrigo Chávez Rodríguez

¿Nos hemos puesto a meditar y calcular cuánto ingresan al presupuesto los trabajadores por cuenta propia?  Si hacemos una comparación con los ingresos del sector estatal, nos percataremos de que ingresan sumas millonarias, tributan al fisco como contribuyentes, no conocemos de alguno, que a pesar de enfrentar limitaciones de todo tipo, se haya visto envuelto en un proceso de reclamación, por incumplimiento de los suministros requeridos.

Constituye una odisea, ejercer el Trabajo por Cuenta Propia.  Se exponen a presiones por parte de las entidades estatales o sus representantes; casi a diario son objeto de inspección, chequeo, control, verificación y de cuantos instrumentos más sean aplicables. No se detectan sobrantes o faltantes, ni cuentas por pagar o por cobrar envejecidas.  Si incurren en impago, se retira o suspende la licencia o autorización para el ejercicio.

Sobre esta última situación dentro del sector empresarial (Estatal), mucho se ha hablado, se habla y seguirá hablando, porque es una asignatura pendiente, que se ha examinado una y otra vez y no se acaba de aprobar, amén de que en las relaciones monetario-mercantiles entre las distintas ramas o entre una misma, no se ha logrado llegar al punto deseado, aunque no se pague, o se pague fuera de término.

En el sector estatal, al igual que en el sector privado, la contratación juega su papel, nuestra legislación reconoce el negocio entre particulares, y las relaciones jurídicas que establecen están amparadas por la legislación, la gran diferencia radica en lo esencial, que la inobservancia e irrespeto patente entre las empresas, no tiene cabida entre los particulares, ya que está en juego su patrimonio, su clientela y si los derechos y obligaciones que surgen de las relaciones establecidas se resquebraja, el negocio desaparece, hay seriedad en el cumplimiento de lo pactado, no hay necesidad de reclamaciones, evitando así el burocratismo que esto trae aparejado en entramado legal, la vía utilizada por regla general para resolver conflictos, es la vía amigable, es decir entendimiento entre las partes.

Para qué hablar de Instrumentos de Pago, cuando la praxis nos dice que no son efectivos dentro de nuestra economía; qué sucedería si la Empresa Cárnica, dejara de suministrar su producción a la Empresa de Comercio por impagos, la respuesta segura es hacerse el de la vista gorda, pues seguramente la Empresa de Comercio no tiene liquidez, a pesar de haberle sido asignado un presupuesto, además de no poder ser afectada la Canasta Básica Familiar por consideraciones políticas. Muy contrario a esto, existen sectores en los que los impagos pululan, al saberse impunes ante el reiterado incumplimiento, porque son ellos y solo ellos, quienes tienen el suministro a los diferentes sectores.

Ya no existe Órgano de Arbitraje Estatal, ya no existe Tribunal de Garantías, ya no existen Salas de Primera Instancia, de lo que sí estamos convencidos, es que existe un  MONOPOLIO DE LA LEY, Ley que por cierto ha perdido su supremacía, imperio o rango.  Es frecuente ver como una Ley es modificada por un Decreto-Ley y hasta por una Resolución Ministerial.

¿Hasta dónde llegaremos?

About these ads

2 pensamientos en “Espacio infinito, tiempo eterno

  1. Pingback: Cuba del Decreto-Ley a la Resolución Ministerial | Sin_Censura

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s