El Individuo ante el Derecho Internacional

Lic. Argelio M. Guerra
Del más elemental concepto de sujeto de una relación jurídica, entendido como aquellos que participan en dicha relación y poseen la capacidad de exigir derechos y asumir obligaciones, podemos presumir que si  esta relación jurídica es de carácter internacional, entonces los sujetos serán aquellos participantes de dichas relaciones internacionales en posesión de derechos y deberes, y que los ejercen en el marco y sobre la base del derecho internacional.
Si bien tanto el clásico derecho internacional como el más contemporáneo derecho internacional público asumen que son los Estados soberanos los principales sujetos del derecho internacional, y tal es así pues son estos sujetos los únicos dotados de soberanía y en cuya voluntad para obligarse en el orden internacional descansa el fundamento de las fuentes del derecho internacional, no menos cierto es el reconocimiento actual y generalizado en la práctica de afianzar al individuo como sujeto inmediato y directo del derecho internacional en aquellas situaciones que puedan afectar su vida, su trabajo, su libertad.
Tal tendencia cobra mayor auge a partir de la segunda mitad del siglo XX en que los horrores y crímenes dejados por la Segunda Guerra Mundial van a completar la capacidad del individuo como sujeto del derecho internacional.
La Liga de las Naciones pretendió sentar un paradigma mínimo en materia de Derechos Humanos a garantizar por los Estados,  y la Organización de Naciones Unidas los eleva a una nueva dimensión al obligar a los genocidas a responder por tales desmanes en el orden internacional.
Para ello es que se constituye la Corte Penal Internacional, la que refrenda en sus estatutos las obligaciones de la persona individual, y está dotada de competencia para exigir responsabilidad a la misma en cuanto incumpla con sus obligaciones respecto al Derecho Internacional.

About these ads

4 pensamientos en “El Individuo ante el Derecho Internacional

  1. Buen artículo para juristas y estudiosos de las leyes, aunque dudo que alguien en Cuba, fuera de esa profesión lo hubiera entendido en sus justas proporciones. Me tomo por tanto la libertad de hacer un agregado que quizá pudiera arrojar luces en cuantoo al problema del individuo en las sociedades socialistas de corte marxista.
    Recuerdo muy bien, cuando realizando mis prácticas de periodismo en la revista Gente joven de las Juventudes comunistas de Chile hice preguntas incómodas a la dirección de esa organización, entonces bajo el mando de Gladiz Marín, una mujer “de confianza” del imperialismo ruso entonces soviético. Sus respuestas no me dejaron lugar a dudas. Para hacer carrera en el comunismo tendría yo que sublimar mi propia personalidad y someterla a los dictados del partido. Y esos dictados no se andaban con chicas, si hasta me obligaron a casarme con una compañera hija de una dirigente, aunque no la quería y ella era diez años mayor que hoy, mujer ya casada y madre de un niño. “Usted se tiene qe sacrificarse por el partido”, me dijo la Marín. Debe haber sido el mismo argumento castrista por el cual el general Ochoa fue al patíbulo “por el bien de la revolucion comunista”. ¿Por que saco yo a colación ese método de los comunismos para obtener la obediencia total de sus vasayos? Simplemente porque en el socialismo marxista no existe la personalidad individual, ha sido borrada y todo pensamiento y expresión de este es considerado “contrarevolucionario” o “traidor al comunismo”. ¿Es eso socialismo cuando se nos asegura en la propaganda que “socialismo es la igualdad de todos ante la ley”? !Cuanta mentira destructora de personas, parejas, hijos y familias!
    En lo individual internacional, es decir la personeria jurídica de una nación, esta, en el Derecho Internacional moderno recae en el Estado, suponiéndose que este Estado es representativo de los ciudadanos gracias a la expresión libre de estos por medio de las urnas. Todo Estado que ha sido formado por otros caminos ajenos al pueblo mayoritario, ES ILEGITIMO. Esta reflexión me explica la causa porque los cubanos desobedecen a los dictados del Estado castrista cuanto pueden. Trabajan a desgana, se enferman muy frecuentemente, usan de los medios del Estado para su propio beneficio, practican un sabotaje conciente o inconciente que mella la productividad y la efectividad de los servicios. Lo he leído en Juventud Rebelde y en Granma. Cuando además el Estado ilegítimo firma acuerdos internacionales con organismos y gobiernos y no los aplica, esto demuestra que conoce de su ilegitimidad y que cuenta que de nada valdría respetar esos acuerdos, ya que de antemano se han preparado para salir en estampida del país, apenas se muestre el menor atisbo de cansancio institucional de los cuerpos de defensa del Estado. Opino humildemente que esto es precisamente lo que está sucediendo en Cuba. El quiebre se aproxima a paso militar, quiéranlo o no quienes detentan el poder ilegitimamente.

  2. Estimado Lic. Argelio M. Guerra, confieso que lei su articulo tres veces y al fin creo logre entender. Es que en el tema legal es denso y en este caso en una oración todas las palabras son importantes. Según entendí, el sujeto es tanto el individuo como el estado soberano y ambos tienen obligaciones antes la corte internacional. Oiga usted, que si entendí bien entonces esto quiere decir que los gobernantes y aquellos que siguen sus instrucciones bajo la cadena de mando, aunque pueden actuar con impunidad en su propio país, como es el caso de Cuba, guardan responsabilidad por sus crímenes ante la corte internacional. Eso no pinta nada bueno para ellos, nada bueno.

  3. La política actual de hostigamiento, tortura y violencia que sostiene el gobierno de Cuba contra los que protestan esta a punto de provocar el estallido de todo un pueblo. No se dan cuenta los jefes en el poder que la población observa callada como la policia arremete contra sus vecinos y se pierde el respeto a las autoridades y por consecuencia el miedo. No saben ustedes en el poder que las instituciones apenas funcionan, que las industrias están semiparalizadas , la infraestructura colapsando, la contaminación ambiental no cesa, la corrupción ha hecho metástasis, que personas claves abandonan su puestos y que la juventud esta profundamente insatisfecha. Ustedes los del poder, no se dan cuenta que los hombres cubanos de dentro y fuera perciben su cobardía cuando le pegan a las mujeres, destruyen casas, arrojan animales muertos, queman pertenencias y agraden a niños. Su revolución es una vergüenza.

    Cubanos, apoyemos la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s