Economía cubana: ¿real o virtual?

Lic. Jorge Hojas Puñales

Con dinero y sin dinero”, “¿Por qué unos sí y otros no?,  “Toma tu pedido, paga lo que debes”. Estos son títulos de algunos artículos aparecidos en nuestros medios de prensa escrita y todos, ¡todos! , referidos al tan reiterativo y familiar tema de CUENTAS POR  COBRAR Y POR PAGAR, tal pareciera un cuento, pero un cuento tal real, que resulta imposible eludirlo, forma parte de nuestra cultura.

¿Será acaso que nuestra economía se fortalece realmente o virtualmente?  ¿Nos será permitido adquirir un producto o artículo, o recibir un servicio en una unidad del sector estatal, sin “pagar por ello? El pan nuestro de cada día, el que adquirimos a un precio de $0.05 CUP, sería tan humanitario y comprensivo el dependiente que aceptaría  que le digamos: pagaremos mañana o cuando podamos?

Se ha convertido en praxis, la retórica de que no tenemos capacidad para pagar, pero sobra capacidad, para recibir, a fin de cuentas, en las relaciones que se establecen entre las entidades estatales, el papel moneda no se toca (no es constante y sonante) y solo media el papel (mejor debería llamarse bono), en los mecanismos de cobro y pago establecidos, por ello el cheque constituye el instrumento de pago preferentemente utilizado en nuestro sistema, instrumento que a menudo y no es de extrañar, se emite sin un respaldo (sin fondo).

Habría que celebrar no se sabe cuántos eventos, reuniones, seminarios, congresos, para solucionar el tema cobros y pagos, La mora y el impago se han arraigado en nuestro sistema cual plaga endémica, que se desconoce cómo erradicarla, extirparla; a nuestro modo de ver y pensar, es similar al VIH, y está acabando con el mecanismo de defensa de nuestro sistema económico, aunque se diga lo contrario. ¿Retomaremos el viejo slogan de hoy no fio, mañana sí?

“Ser o no ser” No es lo mismo sentirse o creerse empresario, que serlo en toda la extensión y magnitud que de ello se deriva (entiéndase autonomía, independencia), resulta imposible, que con la complacencia de unos y en detrimento de otros, se puedan dar pasos de avance, bajo la tutela de  limitaciones -orientaciones, directrices, etc.-, que se “bajan desde arriba”, y frenan el normal y correcto desenvolvimiento entre los empresarios de “abajo”, para que las relaciones fluyan como debe ser. Qué le impide al Director de la empresa productora de leche, suspenderle el suministro a la Dirección de Salud Pública o a la de Educación, si éstas no pagan lo que deben.  Todo o casi todo está legislado, pero entre comillas.

 

Hasta cuándo se va a estar culpando a los “factores”, a causas objetivas y subjetivas, o al  férreo bloqueo, para no mostrar la incapacidad, para resolver los problemas con los que se continúa cargando como mochila pegada a nuestro  cuerpo. Si un día desapareciera el bloqueo, seguramente se culparía a las secuelas de éste, no importa que ya no exista, pero su espíritu continuaría ahí.  Decimos en buen cubano, que no hay mal que dure cien años, ni cuerpo que lo resista, pero la dura y cruda realidad es, que solo estamos en la mitad de esos cien años.

Tenga usted la certeza, de que se están estudiando con seriedad, profundidad y mesura, las causas y condiciones que impiden que los cobros y pagos se efectúen tal y como está legislado, por lo que tenga sobrada seguridad, que para el próximo año esto será asignatura pendiente; digo, aprobada.

About these ads

Un pensamiento en “Economía cubana: ¿real o virtual?

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s