El recurso de la mentira

Wilfredo Vallín Almeida

Siempre pensé que cuando la situación llegara a ser la actual, las autoridades (en especial la policía política) se comportarían con un mayor grado de seriedad y, sobre todo, de profesionalismo. La realidad echa por tierra mis expectativas.

Apenas unos minutos antes de sentarme a escribir este post de la de Asociación Jurídica Cubana (AJC). Los hechos son los siguientes.

Como es sabido, ya que no lo ocultamos para nada, la AJC, en colaboración con Estado de SATS, está grabando una serie de programas divulgativos para la instrucción jurídica de la población. A esos efectos hemos publicado “La Detención” y “Registro en Vivienda Habitada”. Próximamente saldrá a la luz otro programa, éste con el título de “Habeas Corpus”.

Una vez editados, estos programas son publicados por Estado de SATS en INTERNET para que tengan acceso a él todos los que quieran en el exterior de Cuba. Para el interior se queman discos o se graban en memoria, ¿tendremos Internet alguna vez?

Los programas a que me estoy refiriendo tienen un objetivo didáctico e informativo con una temática muy precisa: lo que establece la ley nacional con relación a determinados tópicos penales, procesales o constitucionales.

No creo que ningún gobierno democrático en verdad ni seguro de su pueblo pondría objeciones a que su legislación fuera divulgada entre su ciudadanía. Pero, al parecer, aquí no se cuenta con ninguna de esas dos características.

Así las cosas, y para que participara en este último programa de que les hablo, invité a un joven abogado de la ciudad de Las Tunas, que se ocupa de las actividades de la AJC en esa ciudad del oriente del país y él, amablemente, accedió.

Como no nos parece que el engaño (en cualquiera de sus formas) es una forma decorosa de hacer las cosas, al licenciado Yunieski San Martín Garcés, que por demás conoce bien lo que hacemos y cómo lo hacemos, se le explicó en qué consistiría su estancia aquí y lo que pasaría una vez grabado el material en cuestión. En esa confianza, Yunieski tomó un ómnibus para La Habana.

Pero… (y en el estado actual de cosas que vivimos siempre habrá un PERO), saliendo del municipio, el ómnibus en que Yunieski viajaba fue detenido por varios carros patrulleros. Se le hizo bajar, se le dijo al chofer que transportaba a un connotado contrarrevolucionario, se le condujo a una estación de policía por la Seguridad del Estado y allí se le informó que su arresto se debía…a que él venía a filmar con nosotros un material para ser entregado en la SINA (Sección de Intereses de los Estados Unidos en Cuba).

De nuevo está presente la Seguridad del Estado, la SINA, el show en plena carretera, el complot a la sombra contra el gobierno, la intriga internacional, la traición de los nacionales a nuestros preocupados y sacrificados patricios (que, casualmente, en 50 años no cumplieron los acuerdos de sus propios congresos), etc., etc., etc.

Ya dije que lo que hacemos lo publicamos en INTERNET, cosa que no hace la policía política con sus arbitrariedades y en especial, con sus ilegalidades de todo tipo.

El pueblo de Cuba tiene derecho a conocer sus leyes y a emplearlas para defenderse de quienes, incapaces de manifestarse con la verdad y ocultando su identidad, recurren a esto que no es otra cosa que el recurso de la mentira.

About these ads

2 pensamientos en “El recurso de la mentira

  1. Permímate lic. Vallìn comentar sus relatos jurídicos, ya que hace tiempo no lo hago por estar inmerso en la fundación de la Federación Mundial por los Derechos Humanos en Cuba con sede en Estocolmo, Suecia. Esta tiene por objetivo presionar mundialmente para que la tiranía permita la existencia de un ESPACIO DE DIALOGO. Y permítame también comentar desde el punto de vista marxista y revolucionario, que sé que usted, igual que yo, profesábamos antes por muchos años convencidos que era una teoría que nos liberaría para siempre de las dictaduras, del militarismo, del poder de una clase sobre otra, de las policías secretas que actuan por sobre las leyes, y de la decandencia de la burguesía, amén del imperialismo (que el ruso identificó como americano). Lo que usted relata es definitivamente CONTRAREVOLUCIONARIO, no porque usted lo diga, sino por los hechos que relata. Aquellos que han detenido aYunieski han realizado un acto contrarevolucionario porque han puesto en la picota a toda la revolución castrista. Han dejado en ridículo a la Seguridad del Estado, que de ese modo ha demostrado su estupidez al cubo y hecho un flaco servicio al Estado omnipotente y absolutista. Son CONTRAREVOLUCIONARIOS todos aquellos que hacen todo para impedir que el Pueblo cubano se eduque en su Constitución y las leyes vigentes. La Seguridad del Estado es ENEMIGA DE LA REVOLUCION, toda vez que detiene con nimios pretextos, acusa falsamente y mete en la cárcel a la gente por erl “delito” de pensar ellos mismos, (en lugar de obedecer lineamientos obsoletos, cavernícolas y nacidos de la extrema senectud de unos gorilas de uniforme). ¿Por qué actúa de este modo la Seguridad del Estado? No pienso que sea otro el motivo más que el de atenazar a los cubanos para que se rebelen, y de ese modo el Excelentisimo Abelardo Colomé Ibarra, Ministro del Interior y Prisiones pueda asumir todo el poder en Cuba.

    Prof. Carlos Medina de Rebolledo
    Secretario General Interino
    Federación Mundial por los Derechos Humanos en Cuba
    email: fmddhhcuba@yahoo.se
    (cien años más de cárcel por desacato al nuevo supremo)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s