Ocupación ilegal y amparo en la posesión

Wilfredo Vallín Almeida

Hemos visto en la Asociación Jurídica Cubana un inusitado crecimiento en la ocupación por parte de los agentes de la ley de bienes muebles propiedad de gran número de ciudadanos que casi alcanza dimensiones de epidemia.

Muy, demasiado, a menudo, llegan compatriotas a comunicarnos casos de esa naturaleza: les han quitado cosas…que nunca le son devueltas, sin que ellos sepan el destino que esos artículos toman.

Como la AJC tiene entre sus propósitos fundacionales la instrucción jurídica de los ciudadanos, me permitiré ahora una  no muy extensa explicación a mis compatriotas sobre este desagradable asunto.

Aclaremos, en primer lugar, que la función de la policía, aparte de garantizar en primerísimo lugar  la  seguridad ciudadana, debe reprimir la actividad delictiva, por lo tanto, entre sus atribuciones está la de ocupar aquellos objetos que considere que pueden utilizarse para, o son provenientes, de la comisión de algún delito.

La ocupación policial se justifica porque los objetos ocupados se  presentarán ante la autoridad judicial como prueba de la actividad ilícita. Será esta última la que decidirá  el camino que han de tomar los objetos, ya sea la devolución a sus dueños o el decomiso y su ulterior destino.

El problema surge cuando se ocupan objetos que luego no son presentados ante la autoridad con competencia para decidir sobre ellos ni tampoco son devueltos al propietario.

Tomar por la fuerza un bien sobre el que no tenemos ni la propiedad ni la capacidad legal para decidir y quedárnoslo (hágalo quien lo haga)  se llama en la práctica judicial  cubana ROBO CON FUERZA. Así de sencillo.

¿Qué hacer ante conflictos de esta naturaleza?

Por suerte para todos, las leyes vigentes contemplan situaciones semejantes y son lo suficientemente explícitas sobre el particular para entender bien lo que establecen. Así, la Ley de  Procedimiento Civil, Administrativo, Laboral y Económico dice textualmente:

Del Amparo en la Posesión contra Actos Provenientes de Particulares o de Autoridades u Órganos Administrativos:

Artículo 401: También procederá el amparo cuando el que se halle en la posesión o tenencia de un bien, haya sido perturbado o despojado de ella fuera de actuaciones judiciales.

Artículo 402: El término para solicitar el amparo es el de un año contado a partir del acto que ocasionó la perturbación o despojo.

Artículo 405: Cuando el amparo no se funde en documento fehaciente que demuestre la posesión, el Tribunal convocará a las partes para una comparecencia verbal que deberá tener lugar dentro de los ocho días siguientes, en la forma prevenida para el proceso sumario.

Artículo 413: Las disposiciones de esta sección serán de aplicación cualquiera que sea la persona que haya realizado el acto perturbador aunque se le atribuya carácter oficial, si no existe resolución expresa de la autoridad con facultades para dictarla.

Como puede apreciarse, este es un recurso que nos da nuestra legalidad ante actos de despojo forzoso por parte  de quienes tienen el deber de protegernos en nuestros derechos y  no de violentarlos, y que los cubanos podemos utilizar cuando nos ocurra algo semejante.

 

About these ads

2 pensamientos en “Ocupación ilegal y amparo en la posesión

  1. Querido licenciado Vallín, lo que usted narra, de lo cual no tengo ninguna duda, dado el grado de confianza que usted se ha ganado en su justa, honesta y muy altruista lucha por el establecimiento del Estado de Derecho en Cuba, me convence y de seguro convencerá a cientos de miles en el extranjero, que la sociedad “socialista” cubana está en completa disolución. El Estado de Caos bien organizado por el castrismo está dando sus frutos, porque de otro modo no se puede entender hechos cuyos relatos me llegan por diferentes canales, en donde queda patente que los cuerpos de policía del castrismo han asumido ellos mismo el papel de delincuentes y criminales. No sólo criminales de Estado, ya que practican el terrorismo de Estado en los no comunistas, sino que también en la criminalidad pura y dura. Me refiero a la criminalidad del desclasado, del marginado y abandonado por la sociedad. ¿Cómo puede ser esto? ¿No hay instancias en Cuba adonde las víctimas de esas apropiaciones ilegales puedan recurrir? ¿Es tan grande el caos que el sistema delincuencial se protege a sí mismo y SE AMPARA EN SU FUERO? Recuerdo que ni los esbirros de la dictadura de los Somoza se atrevieron a tanto en Nicaragua, durante el tiempo que combatí esa dictadura. Al producirse el golpe militar de Pinochet en contra del peón ruso en Chile Salvador Allende, me fue confiscado mi apartamento en Santiago por haber sido miembro de ese gobierno con el cargo de Secretario de prensa de uno de los ministros. !Pero me devolvieron el dinero que yo había depositado en el Banco del Estado para poder acceder a esa vivienda social! ¿Devolverán a sus dueñosd los esbirros del castrismo el valor de las cosas que se apropiaron ilegalmente?

    “TIENE LA PALABRA EL CAMARADA MAUSER”
    Majiakosvky

    Prof. Carlos Medina de Rebolledo
    editor

    http://www.ipaneews.co.uk

  2. En Cuba la legalidad la dictan por decreto el partido y la policía política. Todo lo demás es figura decorativa para dar una apariencia. Ojalá ustedes puedan hacer cumplir las leyes.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s