Lagunas en la ley cubana

Lic. Veizant Boloy González

Aunque algunos teóricos se refieren a lagunas del Derecho, prefiero afiliarme al criterio de lagunas en la ley, pues entiendo que es la norma la que no brinda respuesta a situaciones de la práctica, lo que se debe en algunos casos, al dinamismo del Derecho.

El minucioso estudio de este fenómeno permite evitar vulneraciones del principio de legalidad y seguridad jurídica, en caso de existir voluntad política.

Los vacíos legales desprotegen y desfavorecen a los ciudadanos, pues las autoridades jurisdiccionales cubanas indican interpretaciones extensivas a lo que la norma no distingue, empleando subterfugios para reprimir hechos que no son delito.

El estado cubano debería implementar mecanismos para salvaguardar la certidumbre jurídica de la población, y una solución para ello, según mi opinión, es que el ciudadano atienda a lo que está previsto en la norma, y pueda sin temor, sentarse en un parque a platicar libremente de lo mal hecho, sin ser considerado opositor; mantener relaciones, o simplemente establecer una conversación con un extranjero sin ser considerado en estado peligroso por prostitución.

Que me digan exagerado, pero estamos enfrentando un escenario en que todo es delito y todo está prohibido.

Las lagunas de la ley son un reto constante para el legislador, pues por muy cuidadoso que este sea, siempre habrá supuestos desprovistos de regulación, aunque queda claro que una profundización y superación de la actividad legislativa permitiría que los juristas no tuviesen dificultades para solucionar, conforme a Derecho, una situación dada.

La ley cubana padece antinomias en la regulación sobre un mismo supuesto, donde se evidencia la incompatibilidad de una ley con otra, sin que pueda establecerse la supremacía de una ley sobre otra; igual sucede con leyes y disposiciones que vulneran principios y derechos refrendados en la Constitución.

Puedo prever ante la actual situación, para viabilizar la solución de estos vacíos legales, que los operadores del derecho, conozcan los mismos, siendo este el primer paso de avance para que puedan enmendar el problema, brindando una respuesta, lo más ajustada a Derecho posible.

About these ads

3 pensamientos en “Lagunas en la ley cubana

  1. Lic. Veizant Boloy González
    Como usted bien sabe existen dos formas b’asicas del Derecho. Derecho ex judicis y Derecho de facto. El primero es aquel que nunca ha existido en Cuba porque ha sido vulnerado por los r’egimenes autoritarios que siempre han existido en la historia de esa hermosa isla de hermosa gente. Para que pueda existir esta forma de Derecho, tiene que haber condiciones objetivas en cuanto a la conciencia nacional de la pr’atica del Estado de Derecho. Se lleva a cabo f’acilmente: los gobernantes se atienen al Derecho, lo respetan a rajatabla y lo hacen respetar. Los ciudadanos respetan el Estado de Derecho porque les conviene, ya que es su tabla de salvaci’on cuando se presentan conflictos entre las personas y con el Estado. Pero, esa conciencia del Derecho nunca ha existido en Cuba. Lo que ha existido es “el derecho soy yo”, es decir, las interpretaciones antojadizas de tanto el Estado y sus organos y tambi’en por parte de los ciudadanos, ya que el Estado mismo les ha hecho desconfiar de las leyes y del Estado de Derecho. La segunda forma de Derecho es aquel impuesto por la gente misma que decide terminar con la carencia de Estado de Derecho. Es un camino muy largo, muy arduo y dif’icil, ya que, o llegan al poder personas decididas a implantar e implantarse el respeto e interpretaci’ob objetiva de las leyes, o el pueblo mismo se gana el Derecho por las armas. Pero, cuando eso suceda, (n’otese que no escribo la conjunci’;on en condicional) la cuesti’on es si los nuevos amos del Estado querr’an respetar las leyes y el nuevo Estado de Derecho. Conozco a fondo el Estado de Derecho brit’anico. No fue impuesto con argumentos jur’idicos sino con las armas y hasta la cabeza del rey rod’o por los suelos por no respetar las leyes vigentes y al Parlamento. En Cuba nunca ha existido un Parlamento nacional como el principal y decisivo organo de Poder. Ha existido el presidencialismo, que es puro caudillismo y causa de esa enfermedad end’emica latinoamericana. Y en esa lucha entre el Presidencialismo y el Parlamentarismo siempre ha salido ganando el primero,porque es mas facil dividire e vencere que dialogar y buscar compromisos que no tiren de la cuerda politica demasiado.
    Como vemos, el Estado de Derecho no es solamente asunto de escribir nuevas leyes y respetarlas, porque siempre existir;a el presidencialismo (en Cuba ahora castrofascismo) que se limpiar’a buena parte con el papel donde est’an escritas las leyes. Y lo peor, seguir’a imperando entre los funcionarios del Estado la praxis de “estoy con el gobierno, pues puedo hacer lo que me venga en gana”.

    http://www.ipanews.co.uk

  2. Pingback: La Cuba de Raúl Castro en la red « Cuba Nuestra: Ùltimas noticias

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s