El capítulo más negro de la Primavera Negra

Lic. Miguel Iturria

He tenido a la vista la copia de la sentencia del Juicio Sumarísimo efectuado a los secuestradores de la lancha de Regla del año 2003 que dictaminó la muerte de 3 de los implicados, cadena perpetua para 4; a uno de ellos 30 años y condenas de 5 a 2 años de prisión para el resto de los secuestradores; quienes no llegaron al sur de los Estados Unidos sino al puerto del Mariel, donde se entregaron a las autoridades sin haber lesionado a los tripulantes convertidos en rehenes.

El hecho, calificado por algunos juristas como el capítulo más negro de la Primavera Negra del 2003, ocurrió en la madrugada del 2 de abril. El juicio tuvo lugar seis días después en la Sala de los Delitos contra la Seguridad del Estado del Tribunal Provincial de Ciudad Habana. Se consideró a los acusados culpables de un Acto de Terrorismo y sólo les concedió 8 horas para establecer los recursos de apelación a los condenados a muerte y los recursos de casación a los convictos a otras sanciones.

La premura con la que actuó el Tribunal, presidido por Tomás Fernández Malvarez e integrado por los jueces César Morales Acosta, Alicia Valle Díaz, Aramís Castillo Blanco y Pelagio Cortina Lescalles, demuestra que aun cuando en nuestro ordenamiento procesal se prevén procedimientos sumarísimos, es obvio que en un caso tan complejo y cuestionado, el escaso margen de tiempo lesionó el derecho a la defensa, reconocido como garantía constitucional, e imposibilitó realizar una investigación profunda y multilateral de las causas y circunstancias que originaron el hecho.

A los acusados y sus defensores les fue imposible ofrecer con verdadera eficacia elementos de descargo, calificativos favorables o atenuativos de su responsabilidad. La ejecución de la pena de muerte se produjo en tiempo récord y el Consejo de Estado la ratificó con premura, lo cual resulta sorprendente pues otros condenados llevaban años esperando su ejecución, como el salvadoreño Cruz León, autor de hechos más reprobables que los enjuiciados en abril del 2003 y a quien finalmente se le conmutó la pena por prisión perpetua, A pesar de que estos jóvenes no protagonizaron un suceso heroico ni se les enjuició sólo por el intento de abandonar la isla, y nada justifica un hecho de piratería que puso en peligro la vida de personas inocentes, los ejecutores debieron ser sancionados con sanciones ponderadas y no desmedidas, que por su efecto convierte en mártires a infractores de la norma penal.

La sentencia ilustra que el proceso tuvo un carácter de escarmiento. Ninguno mereció las desproporcionadas sanciones, pues no lastimaron a rehenes ni le dispararon a los soldados que los seguían desde la Bahía de La Habana. Tampoco hubo pérdidas económicas considerables, la lancha fue recuperada.

Lejos de actuar de forma temeraria, los secuestradores decidieron regresar a puerto para reabastecerse de combustible, acción ingenua aún tratándose de jóvenes de 16 a 30 años perseguidos por un comando militar.

En la Sentencia de la Causa número 17 del 2003 consta que excepto los condenados a muerte el resto de los enjuiciados carecía de antecedentes penales. De los 3 con antecedentes no se consigna el año de extinción de las penas anteriores, de manera que no sabemos si ya estaban canceladas. El documento expone que todos los sancionados tenían pésima conducta social, pero no explica por qué.

La oscuridad de la Sentencia se complementa con la adjudicación de cuatro delitos previstos en la Ley contra actos de terrorismo, lo cual es facultad del tribunal, pero evidencia el fin represivo de la sanción, desprovista del sentido humanitario y de reeducación que deben cumplir las condenas judiciales.

Han pasado ocho años y estos jóvenes siguen presos a pesar de las excarcelaciones recientes de los 75 prisioneros de conciencia y de una treintena de “reos incómodos”, casi todos deportados a España. ¿Cuánto tiempo tendrán que esperar los irresponsables jóvenes de aquella odisea primaveral?

About these ads

3 pensamientos en “El capítulo más negro de la Primavera Negra

  1. Este echo pasara a la historia como una de las mas atroces acciones del regimen de los Castros en contra del pueblo Cubano. Los hermanos Castros quizas ya estaran muertos cuando se pueda lleve a cabo una verdadera justicia, pero esos jueces y abogados que ejecutaron las ordenes quizas no. Ellos tendran que responder por estos asesinatos.

  2. Querido profesor Iturria, excelente su artículo que yo hubiera titulado EL FALLO MAS VERGONZANTE DE LA HISTORIA JURIDICA DE CUBA.

    Porque no es otra cosa más que eso, un fallo vergonzoso exijido por el tiranosaurio del parque jurásico del punto de vista jurasico que es Cuba.

    Es el oprobio y la condena del mundo civilizado el que cae para siempre sobre los hombros de los jueces Tomás Fernández Malvarez, César Morales Acosta, Alicia Valle Díaz, Aramís Castillo Blanco y Pelagio Cortina Lescalles. No olvidemos sus nombres para cuando llegue la hora de sentarlos a ellos mismos en el banquillo de los acusados de lesa humanidad y subordinación al poder militar, cuando se debían a la Constitución y a las leyes vigentes que en el papel aseguran que nadie puede ser condenado sin darle la oportunidad de la defensa.

    Prof. Carlos Medina de Rebolledo
    Hombre libre
    Presidente de la oficina del Defensor de los Derechos Humanos en Cuba de Estocolmo, Suecia
    http://www.ipaebooks.org
    cmedinarebolledo@yahoo.se

  3. para mi en lo personal!! la culpa de todo esto la tiene Fulgencio Batista y Saldivar!!!QUIEN DIJO QUE LAS HIENAS SE REGENERAN POR QUE LES DEN LIBERTAD!???(SIC) ya ves 11 AHORA DIGAN USTEDES !! MEJORAMOS EN QUE??

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s