En igualdad de condiciones

 

Dagoberto Valdés

Wilfredo Vallín Almeida

Mientras ante nuestros ojos discurren trágicos acontecimientos en el ámbito internacional; nos asombra la insólita posición que el gobierno cubano adopta, como es el caso de acusar a la ONU y no al sanguinario Gadafi de genocidio. Es sin embargo un acontecimiento nacional el que mueve estas reflexiones.

Me estoy refiriendo a un programa de la serie Las Razones de Cuba pasado por la televisión cubana muy recientemente.

En el programa en cuestión se muestra al señor Dagoberto Valdés, conocido intelectual pinareño y nacional, en unas tomas hechas alrededor del año 2000, aunque para los no conocedores pudieran parecer recientes.

El señor Valdés, de forma abierta, descarnada y pública es acusado en ese documental de contrarrevolucionario, de relacionarse con extranjeros que persiguen fines desestabilizadores y nocivos a los intereses nacionales, etc.

Todos los que siempre hemos vivido en Cuba desde 1959 sabemos lo que significa para una persona recibir ese calificativo en los medios oficiales de comunicación masiva.

Esto ha provocado las más disímiles opiniones y puntos de vista entre la población donde hay poquísimas personas con información real sobre este caso, un grupo mayor con alguna información y muchas sospechas, y una parte mayoritaria de la población que no sabe absolutamente nada sobre lo que ocurre con este ciudadano.

No podemos estar de acuerdo en lo más mínimo con la forma en que se ha manejado este oscuro asunto. Desde nuestro punto de vista, siempre conforme al derecho nacional:

  1. Si las autoridades tienen pruebas suficientes de que alguien ha cometido un delito de cualquier naturaleza, el comisor debe ser presentado a los tribunales competentes.
  2. Se presume inocente a todo acusado mientras no se dicte fallo condenatorio.
  3. En el debido proceso estarán presentes todas las garantías procesales para el acusado.
  4. El acusado tiene derecho a manifestar cuanto tenga por conveniente en interés de su defensa y para la explicación de los hechos.

Hasta donde sabemos, nada de esto ha sido aplicado en el caso del señor Dagoberto Valdés y lo que ha tenido lugar es una acusación extrajudicial pública… por parte de quienes deben conocer y respetar lo anterior más que todos nosotros.

Aquí cabe recordar a quienes corresponda que, al menos teóricamente, la declaración de culpabilidad la hacen en Cuba los tribunales, o sea, el Poder Judicial y no ningún otro poder del Estado.

Pero si quisiéramos aceptar las cosas tal y como han ocurrido (que no lo aceptamos) y mantenernos en esta acusación sin basamento legal y que sólo se mueve en el plano del descrédito personal, entonces cabría una pregunta insoslayable:

¿Permitirían los que acusan en los medios públicos al señor Valdés, que respondiera en esos mismos medios a la acusación que se le hace?, ¿Le darían acceso a participar en una mesa redonda para explicarse o defenderse?

Ante semejante acusación, el acusado debería tener derecho a la defensa en igualdad de condiciones. Lo contrario sería dejarlo en la indefensión absoluta de los llevados ante la Inquisición en la Edad Media, que la equidad del derecho internacional contemporáneo reprueba con toda fuerza.

vallinwilfredo@yahoo.com

About these ads

5 pensamientos en “En igualdad de condiciones

  1. Por que asombrarse de la posicion de un gobierno de mentiras Goebbelianas dirigido por dos asesinos sin los menores escrupulos
    No nos recordamos de los cohetes atomicos traidos ,que hicieron peligrar la vida de todo un pueblo?
    y los discursos de Fidel amenazando con undir la isla en el mar antes de cambiar el sistema ”socialista’ ,que todos sabemos significa antes de ceder el poder?
    De esa camarilla asesina que se apodero del archipielago con las armas y ernganos hace mas de medio siglo no debe estranarnos nada!
    Despertad pueblo Cubano!

  2. Querido Lic. Vallín. Me honra ser su amigo, porque los amigos se conocen en la adversidad, y la forma como usted defiende a Dagoberto Valdes es más que valiente, leal y honesta. !Qué distinta sería Cuba si quienes la gobiernan tuvieran un 1% de su claridad jurídica y respeto a la Constitución y las leyes vigentes!
    Pasando a la campaña de descrédito en contra de quienes piensa distinto a los tiranosaurios apoyados por cavernícolas del pensamiento, que no podría ser de otro modo, ya que se han quedado en las cavernas en cuanto al respeto de sus mismas leyes.
    Como ha dicho nuestra común amiga Yoani Sánchez, no les han hecho un mal favor, sino todo lo contrario a todos aquellos que están siendo calumniados por la televisión robótica oficialista. Ahora el pueblo cubano sojuzgado está conociendo quienes son los héroes por los Derechos humanos, la libertad de pensamiento y el Estado de derecho que la ex satrapía rusa caribeña no quiere implementar.
    Pero, cabe en el contexto de su sabia respuesta un recurso que significaría un paso adelante para obligar a los venales tribunales cubanos a reconocer su verdadera función de impartir JUSTICIA: la querella civil por parte de Dagoberto en contra de ese canal de TV a fin de que presente pruebas ante un tribunal en cuanto a sus acusaciones. La salida para los jueces del sistema obsoleto castrista serian dos: o aceptan la querella y obligan a la TV a presentar pruebas documentales o testificales; o rechazarla por improcedente, con lo cual UNA VEZ MAS, quedarían desenmascarados.
    Pienso que usted, en su sana voluntad de ayudar a que Cuba avance hacia el Estado de Derecho sería la persona más adecuada para representar ante los tribunales a Dagoberto Valdes.
    Intuyo que el asunto traería cola internacional, y como muchos juristas europeos y norteamericanos están mirando con lupa la situación de indefensión de los cubanos ante el Estado dictatorial y omnímodo, de resultar la segunda posibilidad antes mencionada, esto sería suficiente para que Cuba fuera condenada como un país donde los ciudadanos están indefensos ante El poder militar y absolutista. Y le aseguro, una condena por ejemplo del Tribunal Internacional dolería en las entrañas a quienes todavía guardan una pizca de decencia en el Gobierno cubano y las relaciones internacionales.

    Un abrazo cordial y que Dios le bendiga

    Prof. Carlos Medina de Rebolledo
    cmedinarebolledo@yahoo.se
    http://www.ipaebooks.org

  3. Lo minimo que puede hacer es demandar por la via Judicial al Canal Televisivo que difundió la mentira con la ayuda de Uds. y asi ir poniéndole un freeno a esta gente descaradas. Dagoberto Valdés

  4. Sería interesante una demanda al canal pero a la larga no creo que resuelva nada porque los dueños son los Castro como mismo son los legisladores y jueces, en fin, amos y señores de un país que se han robado.

  5. ¿Quien ha visto la constitución cubana? tengo una curiosidad tremenda en conocer donde esta se publica y donde ella se enseña?

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s