Condiciones Penitenciarias


Wilfredo Vallín Almeida

Se dice que la privación de la libertad personal, como medida disciplinaria para quien ha delinquido, es una invención que tuvo lugar allá por el Medioevo. Las tendencias más modernas se dirigen a considerar este tipo de sanción una medida que no cumple la finalidad que se supone esencial para la pena: la reeducación del individuo.

El problema está en las condiciones que, por lo regular, existen en esos lugares: la convivencia con otros infractores, el hacinamiento, la violencia e intimidación, la ley del más fuerte y un sinnúmero de otras consideraciones no hacen estos lugares muy proclives para que las personas mejoren sus conductas; antes bien las empeoran.

Quien no ha estado nunca en un lugar de esos, no puede tener la más ligera idea de lo que significa la cárcel y las terribles huellas -tanto físicas como espirituales- que deja en la mayoría de las personas.

Las prisiones siempre serán un lugar lúgubre, aunque muchas tengan condiciones elementales para la permanencia como salones para ejercicios, juegos, enfermerías aceptables y cosas similares.

Las cosas son mucho más difíciles si lo anterior falta, si en una galera concebida para 50 personas hay 120, si no hay agua la mayor parte del día, si hay un solo baño para todos los reclusos con un saco de yute como puerta, si cuando uno ingresa tiene que dormir en el suelo durante muchos días por falta de cama, si la alimentación y la asistencia médica son pésimas.

En condiciones como las descritas, la reacción de las personas obligadas a permanecer allí es variada.

Algunos son capaces de soportar todas las vicisitudes sin chistar. Otros llegan a enloquecer en tales circunstancias. Hay quienes se atreven a protestar y a reclamar derechos, aun en condiciones de cautiverio, e invocar incluso las Reglas mínimas para el tratamiento de los reclusos de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos y en las cuales pueden leerse:

Los locales destinados a los reclusos y especialmente a aquellos que se destinan al alojamiento de los reclusos durante la noche, deberán satisfacer las exigencias mínimas de la higiene, habida cuenta del clima, particularmente en lo concerniente al volumen de aire, superficie mínima, alumbrado, calefacción y ventilación…

Todo recluso recibirá de la administración, a las horas acostumbradas, una alimentación de buena calidad, bien preparada y servida, cuyo valor nutritivo sea suficiente para el mantenimiento de su salud y de sus fuerzas. Todo recluso deberá tener la posibilidad de proveerse agua potable cuando la necesite.

El médico deberá examinar a cada recluso tan pronto como sea posible después de su ingreso y ulteriormente tan a menudo como sea necesario…

Julio Rafael Mesa Fariñas, ciudadano americano, de 50 años de edad, sancionado en una causa del 2005 por tráfico de personas a 20 años de privación de libertad, y que cumple en la prisión Combinado del Este se halla hace ya varias semanas en huelga de hambre pidiendo precisamente CONDICIONES PENITENCIARIAS MÍNIMAS para él y sus compañeros de cautiverio.

Trataremos de obtener más información sobre este caso. No obstante, ¿quizás por casualidad?, todas las personas que han estado en las cárceles cubanas parecen coincidir unánimemente en un punto: aquellos que tienen que ver con la situación de las prisiones en Cuba, debieran leerse, y más que leerse, estudiarse, estas CONDICIONES MÍNIMAS a que se refiere la ONU.

vallinwilfredo@yahoo.com

About these ads

2 pensamientos en “Condiciones Penitenciarias

  1. El pueblo Cubano necesita destertar de la represion de los Castro y aprovechar esta primavera de libertad y democracia en todo el planeta para exigir elecciones libres ,libertad para todos los prisioneros politicos ,legalizacion del derecho a protestar ,en fin una nueva Constitucion y un nuevo gobierno
    Despues de 52 anos de poder de los Castro es evedente que ellos han sidi incapaces de resolver los problemas del pueblo Cubano y solo mantienen el poder por su prohibicion del genuino derecho de organizarse ,protestar y aspirar a gobernarse del pueblo
    Cuba merece una verdadera democracia y elecciones libres como las que se le prometieron cuando luchaba contra el anterior gobierno y nunca se han celebrado
    Democracia para Cuba ahora!

  2. Si las condiciones de vida del pueblo cubano son precarias y están sujetos a una intensa vigilancia, control y represión, no quiero imaginarme como será la vida en las prisiones.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s