La democracia también se ejercita

democracia

1Alexis Piloto CabreroAlexis Piloto Cabrero

Hace pocos días un viejo amigo me preguntó de manera sarcástica, qué pensaba sobre la democracia y si esta se podía ejercitar constantemente. Le conteste que identificar constantemente las diferencias es un ejercicio necesario e imprescindible en la democracia; que aunque haya polémica sobre un tema, no da el derecho a nadie de encontrarnos diferentes y mucho menos de separarnos de la sociedad, por el solo hecho de considerar que la crítica es útil para la acción conjunta, sin temer que otras consideraciones develen una notable diferencia ideológica. Con este preámbulo, le pregunté si era capaz de decirme dónde se recogía este derecho de cada ciudadano a expresar sus criterios, respondió fruñendo el ceño, entonces le expliqué que aunque pareciera contradictorio, el artículo 55 de la Constitución, define bien claro la libertad de conciencia, que no se asombrara de algo que hasta el momento no conocía y que lamentablemente muchas personas tampoco conocen. Al ver que nada le quedaba por decir, entre otras tantas cosas, concluí diciéndole que solo se construye un verdadero dialogo cuando se practica una democracia al límite exacto de lo que la ley dispone.

Necesidad del tribunal constitucional (I)

 

derechosMsC Dayanara Vega

Un Tribunal o Corte Constitucional es el órgano que tiene a su cargo hacer efectiva la primacía de la Constitución. Tiene la atribución de revisar la adecuación de las leyes, y procesos referentes a la constitución y eventualmente de los proyectos de ley y los decretos del poder ejecutivo, realizando un examen de constitucionalidad de tales actos.

De acuerdo al modelo kelseniano, el Tribunal Constitucional actúa como un legislador negativo, pues carece de la facultad de crear leyes pero, en el caso de que entienda que una de las promulgadas vulnera lo dispuesto en la Constitución, tiene poder para expulsarla del ordenamiento jurídico, declarando su inconstitucionalidad.

Teorías más recientes, sostienen que la tarea del Tribunal Constitucional es ejercer una función jurisdiccional, resolviendo conflictos de carácter constitucional, que puede incluir la revisión de la actuación del poder legislativo, la protección de los derechos fundamentales y la distribución de competencias entre los poderes constituidos.

El Tribunal Constitucional es el órgano que ejerce el control concentrado de la constitucionalidad en el país. La regulación del Tribunal Constitucional tiene que estar prescrita en la Constitución de la República, determinando los principales lineamientos de funcionamiento, la independencia y sometimiento exclusivo del órgano jurisdiccional a la Constitución.

Competencias y decisiones

Ha de contener las competencias del Tribunal Constitucional de Cuba, las que deben ser descritas en su articulado y gran parte de su Ley orgánica, las mismas pueden sintetizarse en tres campos de acción:

  • Protección de derechos y garantías integrantes del bloque de constitucionalidad.
  • Control normativo de la constitucionalidad de los actos del Gobierno.
  • Control del ejercicio del poder estatal.

Las sentencias que emita el Tribunal Constitucional de Cuba no deben permitir recurso ulterior para su consideración, han de ser vinculantes en función a las reglas que la jurisprudencia constitucional Cubana desarrolle.

 

Hablo en nombre propio

1 Eliocer CutiñoEliocer Cutiño Rodríguezmicro

Es feo en ocasiones hablar por sí mismo, pero cuando la ignorancia y la injusticia te obligan a ponerte de ejemplo para demostrar que tu caso es una arbitrariedad de las instituciones del Estado, no desluce a quien las esgrime sino a quienes callan por no tener valor. Hace nueve años aproximadamente me fue entregado un apartamento en el Municipio de Nuevitas, provincia de Camagüey, el mismo tenía una terraza construida de manera ilegal por sus antiguos propietarios, los cuales habían pagado la multa correspondiente. Desde que comenzó la demolición de este tipo de construcción no me había visitado ningún Inspector del sistema de la vivienda, hasta hace unos días que dos de ellos perteneciente a la Dirección Municipal de Planificación Física, me indicaron una orden de demolición y me apercibieron de un delito de desobediencia en caso de no hacerlo. Comencé un proceso de reclamación ante esta dirección, por las reiteradas violaciones que en el orden de legalidad han infringido. Les expliqué que el artículo 11 inciso c) del Decreto Ley 272 que me aplican, habla por sí solo, al decir que cometen estas contravenciones los que EJECUTEN CONSTRUCCIONES, y yo, pasé a residir a este inmueble con estas características. Ahora me encuentro en una segunda cruzada de reclamaciones donde les he explicado detalladamente este articulado y poniendo a la Fiscalía de por medio para que ejerza las facultades que la Constitución y demás leyes le permiten ante la multa de 500 CUP que me han impuesto, más que un salario medio en este país, además del empecinamiento de iniciar un proceso penal en mi contra por el delito de desobediencia.

En dos ocasiones apelé la decisión de la dirección de la vivienda y esta ratificaba la multa, que era a las claras, improcedente e ilegal.

Ingenuamente esperaba una decisión justa y que me reembolsaran la multa, todo bajo la tutela de la fiscalía. La decepción no tardó en llegar, presente mi reclamación a tenor de la propia ley de la fiscalía que establece el término de treinta días hábiles para darme respuesta, que se cumplieron el 20 de diciembre, pero sigo sin pronunciamiento, incluso de la propia dirección de planificación que me comunicó por escrito que hasta que la fiscalía no investigara no podían darme respuesta, como si el decreto ley 272 o cualquier otra norma le diera consentimiento para dilatar el curso de proceso.

Cifrar esperanza en una institución que por mandato constitucional está obligada a velar por la legalidad del país y no cumple con su cometido, es otras de las razones que me lleva a pensar que el proceso de institucionalización debe comenzar por el apego a la ley.

Delincuencia y drogadicción en la legislación penal cubana.

Lic. Andrea López

Quizá con un título excesivamente ambicioso, tendré por objeto exponer de forma sucinta, los problemas que a nivel práctico, plantea la ejecución de las sentencias en los toxicómanos y sus peculiares (o quizá no tan peculiares dada su frecuencia) condiciones.

Es ocioso resaltar la importancia, por su abundancia, de los delitos cometidos por adictos a sustancias ilícitas, que alcanzan su culmen en los perpetrados contra la propiedad, en los que el caso excepcional es que el hecho sea cometido por motivos diferentes que obtener medios para conseguir la droga.

Así las cosas, el problema principal es la conceptualización del adicto a estas sustancias. No creo que haya discrepancias en estimar que estas personas son enfermos, como tampoco debe haberla en el sentido que además de enfermos, son delincuentes. Y es precisamente en esta dicotomía de criminal y enfermo en la que se plantean los problemas sobre su tratamiento y que en nuestra legislación no se da margen para una aplicación hasta cierto punto adecuativa que permita a los operadores del derecho jugar con las circunstancias específicas de cada caso, ya que si como enfermo, la principal función de la pena debiera ser su recuperación, no es menos cierto que como delincuente habrá de ser castigado, siguiendo el principio de prevención general, y evitando una impunidad práctica que cause indefensión a la sociedad.

En este marco fluctuante es en el que se mueve el legislador, que, conocedor de estos aspectos, no parece decidirse sino por una política de gestos, que en la práctica resultan irrelevantes, tratando de primar el orden público sobre las necesidades del toxicómano. Y ello no debe de extrañar en una sociedad en la que, salvo excepciones, se camina cada vez más hacia un egocentrismo alejado de todo principio de solidaridad, y lo que interesa es la comodidad y seguridad personal, con olvido de los problemas que, en gran medida, la misma sociedad y el sistema han contribuido a crear y mantener, sin darse cuenta que esta misma postura, cada vez incrementará más la presente situación.

Ante la falta de vía legal expresa, ha sido la misma Jurisprudencia la que, interpretando las normas, ha creado una doctrina, hoy en día asentada, acerca del tratamiento y aplicación de medidas a los drogadictos delincuentes; doctrina que no resuelve los problemas existentes.

Por todo lo expuesto, la atención que se pretende llamar debe ir dirigida al examen de la legislación al respecto, continuando con la interpretación jurisprudencial de estas circunstancias, y finalmente una exposición de los problemas accesorios que se pueden plantear y cuya solución se hace cada vez más urgente.

 

Continúa la violación de domicilios.

DAYALic. Dayami Pestano Lazo
La Constitución de la República establece en su artículo 56 que el domicilio es inviolable. Nadie puede penetrar en el ajeno contra la voluntad del morador, salvo en los casos previstos en la ley.
Continúa la Policía y el DTI, utilizando el registro en vivienda habitada sin los procedimientos establecidos en la ley, se personan en el lugar con el modelo en blanco sin estar firmado por la autoridad competente que es el fiscal y lo llenan allí.
Lo segundo es que no violan un domicilio sino tres. Porque penetran en las viviendas aledañas de la que tienen como objetivo.
¿Y qué pueden hacer los ciudadanos? nada, todo queda en casa, nadie actúa, no solamente por desconocimiento, ni por saber que lo que hacen es improcedente, sino porque estarían actuando en contra de la autoridad, y podían tener entonces más problemas por desacato a la autoridad.
¿Quién puede parar este tipo de problemas?, nadie, todo el mundo se encuentra de brazos cruzados, al contrario de esto, dieron más potestad para que todo lo que se decomisa sea utilizado para bien social, y esta es una forma más de robar. ¿No se dice en el derecho que todo el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contrario?, ¿Dónde está, entonces, la justicia?

Solo una cuenta

platanos3Josue Rojas MarínJosué Rojas Marín
Vivo en una comunidad con más de sesenta edificios. Detrás de estos, como es el caso de mi vivienda, muchos vecinos comenzaron a sembrar a solicitud del propio gobierno algún frutal o matas de plátano. Cuando comenzó el maratón de demoler todo aquello, me propuse hacer un aproximado de las pérdidas económicas que indiscriminadamente se hacían por personas que vinieron de otras localidades a destruir lo que con tanta pasión se había cosechado por más de una década.
Para que se tenga una idea, existían unas 300 matas de plátanos que al momento de su demolición fueron arrancados uno 50 racimos nuevos y otros 130 fueron cortados y tirados en una esquina del edificio, de los que aún permanece su rastro desde julio del 2012. En ese tramo se recogían 50 0 60 racimos mensuales, lo que significa al año un aproximado de 660, cerca de 16500 libras que se aportaban al consumo urbano y que representan unos 9900 pesos que ahora tendrá que devengar el bolsillo de esos ciudadanos a quienes nadie vendrá a suplir sus necesidades.
Lo que más indigna es que en visita del director de Planificación Física a la localidad y al hacerle esta apreciación me contó que no importaba, que muchos vecinos referían que ahora había más aire; le riposté que con aire la gente no vivía, pero que con comida sí. Calló y no tuvo otra cosa que marcharse del lugar.

Qué persiguen…

santa lucíaYureisy CeballosLic. Yureisy Ceballos
Como forma de trabajo por cuenta propia, en Cuba existe el arrendamiento de espacios habitaciones, o vivienda, regulado mediante el Decreto 171 además de otras disposiciones para este tipo de actividad. Pero al unísono del maratón de inspectores, ministerios y políticas gubernamentales para controlar más a estos trabajadores, se encuentran los funcionarios de inmigración y extranjería, quienes en el polo turístico de la Playa Santa Lucía, al norte de Camagüey, fuera de los límites de su competencia y de los principios que regula el derecho, se han dado la tarea de informarle a los arrendadores que deben mantener la puerta principal de su vivienda abierta, para que cuando de manera sorpresiva ellos decidan efectuar una inspección, tengan fácil acceso. También les han comunicado que son los responsables de los autos en los que se mueven los turistas y los han obligado firmar un acta con todas estas condiciones.
Los miembros de este cuerpo de oficiales han olvidado los derechos que tienen reconocido los ciudadanos en la Constitución de la República, sobre la inviolabilidad del domicilio y la disposición sobre los bienes de propiedad individual. Es así como operan desafortunadamente los que consideran tener todas las prerrogativas para someter a quienes realizan una actividad que le aporta a las arcas del Estado grandes sumas de dinero.

Algo que va más allá del derecho

3Josue Rojas MarínLic. Josué Rojas Marín

Algunos arrendadores de playa Santa Lucía en la provincia10 de Camagüey, se encuentran confundidos ante una medida impuesta por los oficiales de Inmigración y Extranjería. Desde el año pasado les hicieron firmar un documento para obligarlos a hacerse responsables de los autos rentados por los turistas hospedados en sus casas, a pesar de que estos firman un contrato de arrendamiento con la agencia. Como es lógico, no existe nada en materia de derecho que imponga responder por un bien que no forma parte del hospedaje.

Deben además tener la puerta de su casa abierta de par en par, como se dice en el buen cubano, para no obstaculizar una inspección sorpresiva, abrogándose dichos inspectores el derecho de escribir o tachar el libro de registro de arrendamiento, pese a que no son ellos los responsables de controlar este documento, sino los inspectores de la Dirección Municipal de la Vivienda, así como se exige siempre una persona responsable para no dejar sola la vivienda, aun cuando no haya huéspedes.

Los arrendatarios sufren a menudo, inesperadas visitas de los agentes de la policía, quienes también escriben en el libros de registro, efectúan registros ilegales, ocupando sin estar inmersos en proceso alguno el mentado libro y devolviéndolo cuando ellos entienden.

Todo ello afecta la actividad de renta y por consiguiente sus ingresos económicos.

 

No llegamos o nos pasamos

Foto: Luz Escobar

Foto: Luz Escobar

Lic. Ernesto Caballero Pérez

Es el ponderado título que le he puesto a lo que la vigente resolución 283 de 2011 del extinto Instituto Nacional de la Vivienda establece.

El capítulo 4 sobre las suspensiones temporales establece en el artículo 14 que solo serán autorizados los arrendatarios que quieran hacer reparaciones en sus inmuebles entre tres y seis meses. Ante esta premisa propongo referirme a algunos aspectos que para mí son importantes.

Primeramente comentaré sobre aquellos casos que por la viabilidad de la reparación no tengan que llegar a tres meses. Esta imposición va más allá de la intención de proteger un interés estatal, porque, qué pasaría si mi reparación me llevara más de seis meses, tengo obligatoriamente que dejar mi renta y si era en pesos convertibles, volver a pagar la inscripción nada más y nada menos que por 100 cuc.

También se ataca el derecho que tiene esa persona de ampliarse. Deberá para consolidar sus propósitos, cancelar la inscripción de arrendamiento, iniciar los trámites para la ampliación, legalizar ésta y después volver a iniciar los tormentosos trámites ante las autoridades correspondientes.

De igual forma si se hace una modificación al objeto del arrendamiento o cambió de moneda el pago, no podrá, transcurrido doce meses realizar otro cambio y por supuesto depositar en las arcas del estado el efectivo transformado en sellos de timbre.

Por último y no menos importante comentaré que los arrendatarios no tienen derecho a vacaciones, son condenados a trabajar mientras tengan esta actividad y no se contemplan dentro de las posibilidades de suspensión temporal.

 

Sobre violaciones de la disciplina

 

82-Juan Alvarez del RioLic. Juan Álvarez del Río

El régimen disciplinario de los cuadros está previsto en los artículos del 46 al 58 del Decreto-Ley No.196 de 15 de octubre de 1999, modificados por el Decreto-Ley No. 251, Sistema de Trabajo con los Cuadros del Estado y el Gobierno.

A continuación, analizaré algunos de ellos por los efectos que producen.

Ejemplo: inciso i) del artículo 46.

  • Incurrir en las incompatibilidades establecidas para el cargo.

  • Si el dirigente o funcionario reside en una casa en unión de otros familiares que reciben visitas de extranjeros o familiares procedentes de Estados Unidos, lo debe de informar de inmediato y no puede relacionarse con ellos pues será sancionado, tendrá que irse de la casa, o será cuestionado.

Inciso n) del artículo 46

  • Son responsables colaterales de las violaciones e infracciones que por razón de su cargo debió enfrentar, conocer o adoptar medidas para evitar que ocurrieran.

Han existido muchos casos de dirigentes y funcionarios que han conocido de un hecho, cuando su empresa ha sido auditada por especialistas en una materia y los controles debidamente establecidos por ley, habían sido violados sutilmente por los responsables y jefes inmediatos. ¿Por qué el Director debía conocerlo? Existen casos en que es el propio director el que ha solicitado la auditoría y, sin embargo, también es sancionado.

Inciso q)

No aplicar soluciones factibles o racionales a las situaciones que se presenten con motivo de haber establecido relaciones de parentesco con personas que le están subordinadas o que le son afines y que se encontraban laborando en la entidad antes de haber pasado a ejercer el cargo de dirección, cuyo ejercicio se encuentra sujeto a la acción de control o contrapartida de dicha persona.

Me pregunto por qué si una persona debidamente capacitada y que goza de prestigio puede ocupar un cargo de superior jerarquía que puede ser técnico, de funcionario o de dirigente, no pueda lograrlo por ser: la esposa, el hijo, o el sobrino del director de la empresa, es decir, deba de divorciarse; tendrá que cambiarse los apellidos, etc., etc.,

¿Quién o quienes lo propusieron para el cargo? ¿Quién lo aprobó? ¿Es que acaso desconocían las relaciones?

Saque usted sus propias conclusiones.